Selecciona Edición
Iniciar sesión

Amancio Ortega quiere expandir su imperio inmobiliario a Asia

El empresario español ultima la compra del edificio M Plaza en Seúl por un importe de 328 millones

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, espera dar el salto al continente asiático con sus inversiones inmobiliarias, una vez que cierre la compra de un edificio en Seúl por un importe aproximado de 328 millones de euros. En concreto, el empresario gallego ultima la compra de este edificio, el M Plaza, a través de su firma de inversión Pontegadea, con un total de 27.000 metros cuadrados y 22 plantas en Myeongdong, uno de los principales ejes comerciales de Seúl.

La compra de este inmueble, que revelaron hace unos días los medios coreanos y recoge hoy Expansión, supondrá el desembarco de Ortega en Asia y la extensión de su imperio inmobiliario, con activos, hasta ahora en Europa y América, valorados en cerca de 7.000 millones de euros. La oferta de Ortega se ha impuesto en la puja al resto de competidores, porque a diferencia de las gestoras de inversión, que necesitan recaudar fondos de inversores institucionales y privados, el expresidente de Inditex invierte de forma directa, según adelanta este viernes el diario Expansión citando al rotativo coreano JoongAng.

Ortega, que invierte parte de los dividendos que recibe de Inditex en el sector inmobiliario, cerró el pasado año con la adquisición del mítico edificio Haughwout en Nueva York, por un importe de 145 millones de dólares (133 millones de euros). Dicho inmueble, situado en el 490 de la calle Broadway, en el Soho neoyorquino, data del siglo XIX, cuenta con un total de cinco pisos y fue el primero en disponer de ascensor en Manhattan. Inspirado en los edificios de Venecia, perteneció al emporio The Haughwout, el más famoso en el mundo en la fabricación de cristales, porcelanas y espejos. Esta compra fue la última que realizó en 2015, tras adquirir en septiembre una manzana de locales comerciales en Miami Beach por un importe de 370 millones de dólares (341 millones de euros).

Fuera de Estados Unidos, el empresario gallego compró posteriormente un edificio en Londres, uno de los sitios favoritos a la hora de invertir su patrimonio, teniendo en cuenta que en los últimos años ha destinado más de 1.500 millones de libras esterlinas (unos 2.150 millones de euros) a la compra de inmuebles en la capital británica. En concreto, la última adquisición por parte del segundo hombre más rico del mundo en la capital británica ha sido un edificio de oficinas en el barrio de St. James, denominado Almack House, por un importe aproximado de 225 millones de libras (unos 320 millones de euros).

Su última gran compra en España, donde es dueño de la Torre Picasso, tras desembolsar en 2011 unos 400 millones de euros, ha sido el edificio de la Gran Vía número 32 de Madrid, lo que le convirtió en casero de algunas de las principales marcas competidoras de Zara como Mango, H&M y Primark.