Selecciona Edición
Iniciar sesión

Hacienda reclama a RTVE que contabilice el patrocinio deportivo

Pide que facture la contraprestación económica por las retransmisiones de baloncesto, ciclismo y tenis

Televisión Española eliminó de su programación los anuncios en 2009, pero la ley autoriza determinada publicidad bajo la fórmula del patrocinio. Por este concepto, la cadena pública ingresó en 2014 un total de 11,7 millones de euros, de los que la mayor parte proceden del patrocinio cultural. La compañía no contabiliza el derivado de retransmisiones deportivas. El Ministerio de Hacienda reclama a RTVE que facture la venta de publicidad durante la difusión de competiciones de ciclismo, baloncesto o tenis, ya que “deberían formar parte de la cifra de negocio” de la corporación estatal.

La auditoría elaborada por la Intervención Delegada de la Administración del Estado, organismo dependiente de Hacienda, solo recoge en al ámbito deportivo una recaudación de 2.240.000 euros por el contrato suscrito entre la televisión pública y CSM, CSM España y Media Sponsorship para la cesión de la “oportunidades de patrocinio y publicidad” de los partidos de la selección española de fútbol clasificatorios para la Eurocopa de Francia (2016) y Rusia (2018). Además, TVE ingresó otros 308.724 euros por los anuncios emitidos durante la final de la Copa del Rey de Fútbol de 2014.

Sin embargo, el informe recoge que no ha habido contraprestación económica a favor de la televisión por las retransmisiones de la Liga Endesa de Baloncesto, la Vuelta Ciclista y los torneos de tenis Copa Davis, Conde de Godó y ATP 1000, así como el programa deportivo Estudio Estadio. La auditoría asegura que al no haberse facturado ni contabilizado “se desconoce el valor de estos patrocinios y lo que podría incrementar la cuenta de ventas de publicidad” e insiste en que TVE debería considerar tales patrocinios como ingresos, ya que es en su parrilla “donde se visualiza la marca del patrocinador”.

La corporación mantiene en sus alegaciones un criterio distinto del de Hacienda. RTVE afirma que de su cifra de negocio no deben formar parte ni los patrocinios deportivos, inherentes a la compra de los derechos, ni otras formas de publicidad, como la publicidad estática que aparece en los estadios, o la presencia de marcas comerciales.

Hacienda ya expresó sus dudas sobre esta interpretación un año antes y recomendó a RTVE que consultara la cuestión a la Dirección General de Tributos a fin de esclarecer si a través de la emisión de eventos deportivos con patrocinio, la cadena pública presta un servicio de publicidad. En el informe no consta que RTVE haya efectuado tal consulta. En cuanto al patrocinio cultural, TVE recaudó 9.206.013 euros, derivados de programas como MasterChef o Isabel.

La auditoría observa anomalías en los contratos de algunos de los programas más famosos. Con frecuencia, se formalizan después de la prestación del servicio y en algunos casos se suscriben sin que exista informe económico o aprobación del presupuesto. TVE firmó, por ejemplo, el contrato para la cesión de las imágenes del Tour a la televisión pública vasca tres días antes de que terminará la ronda francesa.

También pone de relieve la auditoría que en determinadas áreas de contenidos no se han cumplido los objetivos de producción interna previsto en la ley y cuestiona que se destinen a Teledeporte —un canal con escasa audiencia— eventos deportivos cuyos derechos audiovisuales tienen un coste elevado.

Por ingresos procedentes de la publicidad, venta de programas y de canales, RTVE recaudó 27 millones de euros, una parte muy pequeña del total de ingresos (868 millones, la mayor parte subvenciones públicas). RTVE cerró el ejercicio con unas pérdidas de 134 millones, frente a los 113 de déficit de curso anterior.

 

14 millones por la venta de programas

Por la venta de programas, Televisión Española ingresó en 2014 un total de 14 millones de euros, la mayor parte fruto de la comercialización de tres series: Isabel, Cuéntame cómo pasó y Amar en tiempos revueltos.

Por la cesión de los derechos de la Supercopa de España de 2013 a TV-3 para su emisión en Cataluña ingresó un total de 400.000 euros, una cantidad que, según el Ministerio de Hacienda, debería haberse computado en 2013 y no en 2014.