Amazon busca 300 locales en EE UU para abrir su cadena de librerías

Un directivo de un fondo inmobiliario afirma que el gigante del comercio electrónico se plantea abrir centenares de tiendas

Amazon quiere crecer...en el negocio de las librerías tradicionales. En noviembre el gran gigante del comercio al por menor en Internet abrió su primer local en Seattle. Es una librería tradicional, cerca del barrio universitario. Ahora un fondo inmobiliario ha dado una pista más, quieren comprar entre 300 y 400 locales y montar su propia red. Amazon hace un camino inverso: comenzó como una librería digital y ahora, convertido en el mayor agente del comercio electrónico, se plantea abrir una cadena de librerías tradicionales.

La respuesta oficial de la firma de Jeff Bezos es que no comentan rumores y que todo es especulación. Pero Sandeep Mathrani, directivo del fondo inmobiliario General Growth Properties calculaba que Amazon va a abrir entre tres y cuatro centenares de librerías en la presentación de resultados de su fondo, según se puede leer en la transcripción de la conferencia con analistas transcrita por Bloomberg. Y volvió a decirlo en declaraciones a AP. Lo comparó con el movimiento de Warby Parker, que vendía gafas de sol en Internet, sin perder la estela del éxito. Además, en 2012 Bezos ya dejó caer que estaría encantado de entrar en el sector, pero siempre que fuese al estilo Amazon.

Además de la tienda abierta en noviembre en Seattle, donde está también la sede de la compañía, Amazon sí que cuenta con tiendas temporales en lugares claves desde hace dos años, como durante la temporada de Navidad en centros comerciales transitados o de manera más estable en sitios en los que les conviene dejarse ver.

En San Francisco cuentan con un espacio para probar sus aparatos Kindle: lectores de libro electrónico, tabletas y hasta hace poco su teléfono móvil. Se trata de una forma de despejar las dudas para tener en la mano y entender el funcionamiento del aparato, adquirir fundas y complementos sin tener que hacerlo a ciegas online. La clave está en los vendedores, que son más promotores y divulgadores, que tenderos y que presionan por una comisión.

Desde que Bezos comenzó hace ya 20 años, las librerías tradicionales acusan a Amazon de su desaparición. La firma digital siempre ha argumentado que su papel es el propio de una empresa que avanza en tecnología. Varios editores han pedido al Departamento de Justicia de Estados Unidos que se estudien las técnicas de Amazon en cuanto a precios, saltándose las recomendaciones de la industria con descuentos de hasta el 40%.

Más información