Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Abengoa reúne por primera vez juntos a la banca y los bonistas

La compañía debatió con los acreedores sus planes de viabilidad y financiero

Abengoa reunió ayer, por primera vez de forma conjunta, a la banca acreedora y al representante de los bonistas, la firma Houlihan Lokey, para avanzar en la explicación del plan de viabilidad y el de financiación. En la reunión, que se celebró en la sede madrileña del grupo, sus responsables entregaron a las partes su plan industrial emplazandoles para presentar el financiero la próxima semana. No obstante, la compañía sí compartió sus planteamientos, que consisten en la capitalización de parte de la deuda, que asciende a 8.904 millones y que se reparte en cantidades similares entre banca y bonistas, y negociar una quita en el resto, de manera que quede la deuda reducida una tercera parte.

El plan, asimismo, prevé la venta de activos, centrándose sobre todo en las plantas de biocombustibles, que se consideran no rentables en este momento. El objetivo de la compañía que preside José Domínguez Abascal es dejar el tamaño en las dos terceras partes de la actualidad.

La negociación, en todo caso, depende todavía de la firma de un préstamo de 160 millones de euros por parte de los bonistas para que la empresa obtenga la liquidez necesaria para hacer frente a los pagos pendientes. Esta cantidad se suma a los 113 millones que ya prestó la banca en diciembre y sin su totalidad el resto del proceso quedaría paralizado. Abengoa debe satisfacer cantidades reclamadas por proveedores, así como asegurar el pago de las nóminas de febrero y marzo, meses que cubre el periodo de preconcurso, que termina el 27 de marzo.