Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El paro sube en enero tras el final de la campaña navideña y el empleo cae

La Seguridad Social pierde 204.043 afiliados en el peor comienzo del año desde 2013

El final de la campaña navideña y de la recogida de la aceituna pesó sobre el mercado laboral el mes pasado. El empleo, medido a través de la afiliación a la Seguridad Social, cayó en 204.403 cotizantes y dejó el número total de trabajadores dados de alta en 17.104.357. El paro subió en 57.247 desempleados. Aunque fue el menor incremento desde 2004. Los datos divulgados ayer por el Ministerio de Empleo también ponen de relieve que el gasto en prestaciones y subsidios baja con rapidez. En 2015 el desembolso total fue de 20.610 millones, un 16% menos que el año anterior.

Enero es un mal mes para el mercado laboral. Las peores cifras de la serie estadística, en afiliación y en paro registrado, se encuentran en este mes. Y en 2016 no ha sido una excepción. La caída en la afiliación de 204.043 cotizantes es la mayor desde 2013, cuando España todavía estaba en la segunda recesión. Tampoco el dato del paro registrado fue bueno, aunque hay que remontarse hasta 2004 para encontrar uno mejor.

La causa de estos malos datos mensuales hay que buscarla en el final de la campaña navideña. Esto se aprecia al bajar al detalle de las ramas de afiliación. En ellas se ve como el comercio al por menor perdió 38.249 cotizantes entre el régimen general y los autónomos; la hostelería, donde se contaron 31.187 afiliados menos, o los servicios auxiliares, que se dejaron 29.813.

También el final de la recogida de la aceituna ha pesado en el mercado laboral. La caída de la afiliación en la agricultura (16.484 menos) combinada con la significativa pérdida de empleo en provincias como Jaén lo demuestra.

El mal cariz de los datos brutos del mercado laboral en invierno se da la vuelta cuando los datos se desestacionalizan, es decir, se limpian de los efectos estacionales como la campaña navideña mediante fórmulas matemáticas. En este caso, tanto el paro, que baja, como la afiliación a la Seguridad Social, que sube, se tornan positivos. También los datos anuales mejoran a los mensuales. Si enero del recién comenzado 2016 se compara con el mismo mes de 2015, el incremento de la afiliación a la Seguridad Social es de 529.045 cotizantes, un 3,69% más, un porcentaje mayor que en 2014.

Uno de los rasgos del mes pasado que puede anticipar cierto freno en el mercado laboral es la contratación. Los casi 1,4 millones de contratos suponen un 2,13% más que en el mismo mes de 2015, un porcentaje mucho más bajo que el 8,6% de crecimiento de hace justo un año.

En lo que sí se mantiene la tónica observada durante los últimos años, es en el peso porcentual de los contratos indefinidos en el volumen total de la contratación. En concreto, en enero los fijos supusieron el 8,9%. Esta pujanza de la contratación temporal hace que cada vez los empleos estables pesen menos en el conjunto del mercado laboral. A tenor de los datos publicados ayer, con las cifras del régimen general de la Seguridad Social, los asalariados que disfrutan de un contrato indefinido a tiempo completo suponen apenas el 49,5% del total. 

Más información