Selecciona Edición
Iniciar sesión

El euríbor que se usa para las hipotecas, a una centésima del 0%

La intervención del BCE acerca el interés interbancario a tasas negativas

El euríbor a un año, el índice de referencia para el cálculo de las cuotas mensuales que se utiliza en la inmensa mayoría de las hipotecas a tipo variable, está a punto de traspasar una frontera inédita: la del 0%. Según la información recogida este martes por el Banco de España, el interés al que se prestan los bancos en el mercado interbancario del euro se fijó este lunes en el 0,01%.

El euríbor ya se adentró en territorio negativo a plazos más cortos. En el arranque de febrero, la referencia a un día, el eonia, se colocó en el -0,237%. A un mes (-0,23%), a tres meses (-0,016%) y a seis meses (-0,09%), el euríbor también está en tasas negativas, según los datos recopilados por el Banco de España. 

Cuando se revisa la cuota mensual de las hipotecas variables, normalmente una vez al año o cada seis meses, se tiene en cuenta la media mensual del euríbor a un año, interés al que se suma un diferencial o spread. Antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, en medio de una competencia feroz en el sector, las entidades llegaron a conceder hipotecas en las que sumaban al euríbor un diferencial de apenas el 0,2%. En las hipotecas que se conceden ahora, los bancos suelen aplicar un diferencial superior al 1%.

La media mensual del euríbor a un año se situó en enero en el 0,042%. Lo que hace caer el tipo de interés interbancario es la intervención monetaria del Banco Central Europeo. Entre otras medidas, el BCE ha penalizado con tipos de interés negativo (-0,3%) a los bancos que aparcan liquidez en cuentas del banco central, algo por la que antes lograban una pequeña remuneración. El objetivo es forzar a las entidades a prestarse entre sí, para así acabar aumentando el crédito a la economía real.

Con la tasa negativa a los depósitos en el BCE, los bancos con exceso de liquidez optan por prestar dinero a otras entidades, con una penalización menor que ese -0,3%, de ahí que el Euríbor esté también en territorio negativo. El Eurobanco ha anticipado que tomará nuevas medidas en marzo, y casi todos los analistas apuestan por que la tasa de los depósitos será aún más negativa. Eso sigue empujando a la baja el Euríbor a un año, con lo que es cada vez más probable que febrero arroje la primera media mensual negativa.

Si esa posibilidad se concreta, el tipo usado en las revisiones de hipotecas que tengan a febrero como referencia, sería inferior al diferencial aplicado. Y, en teoría, si el tipo negativo del euríbor llega a rebasar el diferencial aplicado (es decir, si llega a situarse en el -0,2% para las hipotecas con spreads más bajos), la deuda hipotecaria que quede por saldar debería disminuir.

Más información