La incertidumbre política no está generando inestabilidad, según IESE

Factores externos como el petróleo y la volatilidad bursátil inciden en enero en la economía más que el ‘impasse’ político

La inestabilidad política no está afectando de momento a la estabilidad de la economía española. Esa es la conclusión que se extrae el índice de inestabilidad elaborado por la escuela de negocios española IESE. Este indicador analiza las inestabilidades que se viven en los mercados en un mes concreto, teniendo en cuenta la Bolsa, las divisas, el petróleo y la deuda pública. Y en enero, pese a la in política ante la falta de formación de Gobierno, los indicadores de España que se vinculan con la imagen económica del país no se ha contagiado. Los únicos que empeoran son los que sufren el impacto de turbulencias del exterior, como el del petróleo.

El índice de incertidumbre del IESE refleja la amplitud de las variaciones de la tasa de crecimiento de cuatro variables económico-financieras representativas de la situación de la economía: el IBEX; la tasa de cambio euro-dólar; el precio del petróleo y el valor del bono español. Puede ir de 0 a 200 puntos. A mayor cifra, más incertidumbre. En este momento, en España se coloca en 82 puntos, 9 por encima de diciembre, en la línea con el mes de junio y muy por debajo de los 126 puntos de agosto.

La de enero es una subida leve, si se tiene en cuenta que por ejemplo entre julio y agosto se elevó 49 puntos. Según Miguel Ángel Ariño, profesor del IESE y responsable del cálculo, "no hay dudas sobre la solvencia económica de España. Sin embargo sí que está subiendo mucho la incertidumbre en la Bolsa y sobre todo la del precio del petróleo, lo que indica efectivamente que este aumento de la incertidumbre económica en enero es debida a la situación macroeconómica internacional, más que a causas específicas de España”, concluye.

El petróleo alimenta la incertidumbre

Según las estimaciones de la escuela de negocios por capítulos, en enero se vivó un incremento de la incertidumbre en la Bolsa española de 15 puntos, ya que en un mes el indicador en este área ha pasado de 95 a 110 puntos. El indicador del precio del petróleo crece un 26% (de 129 a 163 puntos). Mientras, la deuda española no preocupa: su incertidumbre se sitúa en 0 puntos, dos menos que en diciembre y muy por debajo de los 19 puntos de noviembre.

La prima de riesgo de España se coloca en este momento alrededor de los 125 puntos básicos, niveles muy similares a los que se registraron a mediados de noviembre, un mes antes de las elecciones generales del 20-D. El precio del Brent, en cambio, suma desde el verano pasado una caída constante de su valor, hasta llegar incluso a rebajar el umbral de los 30 dólares a mediados de enero. La Bolsa española, por su parte, vivió un enero negro en el que perdió más del 8%, arrastrada por la caída del precio del crudo y por el frenazo de los mercados asiáticos.

Más información