Hochtief (ACS) reconoce que usó información privilegiada en 2014

Le regulador bursátil australiano lleva a la compañía alemana a los tribunales por la compra de Leighton

ampliar foto

Hochtief, el primer grupo constructor alemán del que ACS tiene el 66% del capital, ha admitido este martes haber incumplido "accidentalmente" la normativa de información privilegiada australiana durante el proceso de compra de Leighton —hoy Cimic Group— a principios de 2014. Poco después, el regulador bursátil del país oceánico (ASIC) ha informado del inicio de las acciones legales en el Tribunal Federal contra Hochtief. Según la acusación de las autoridades australianas, la compañía germana habría alargado la fecha del periodo de compra de acciones de Leighton, empresa en la que tenía dos puestos en su consejo de administración, cuando ya obraban en su poder los resultados anuales de la compañía del año anterior.

En concreto, el regulador australiano alega que el 29 de enero de 2014 Hochtief varió su instrucción previa de adquirir una participación significativa de Leighton que vencía el 31 de enero hasta el 14 de febrero de aquel año. Cuando la empresa alemana comunicó esta ampliación en la fecha de la operación, sus dos consejeros en Leighton, Peter Sassenfeld y David Robinson, ya sabían que los resultados de 2013 se situarían en la parte alta del rango alto de las previsiones y podrían actuar como incentivo para comprar más acciones.

El 20 de febrero, ya con la operación de compra de acciones concluida, Leighton presentó un beneficio neto un 30% superior al del año anterior y se disparó un 5% en Bolsa, con lo que la alemana se ahorró este sobreprecio al comprar antes de la publicación de los resultados anuales de su participada australiana. La última adquisición de títulos de Leighton por Hochtief se produjo, según la firma germana, el 3 de febrero.

En el plazo inicial de adquisición de acciones de Leighton, Hochtief compró 1,14 millones de títulos, mientras que en el periodo ampliado se hizo con 1,28 millones de participaciones de la constructora australiana. Hochtief tiene, en la actualidad, el 69,6% de las acciones de Cimic, la antigua Leighton.

En el comunicado hecho público este martes, la filial del grupo constructor y de servicios ACS afirma haber colaborado con la investigación del regulador bursátil australiano desde agosto de 2014 y subraya que, contraviniendo la normativa, no buscaba obtener "ningún beneficio comercial". El regulador australiano pide 50.000 dólares australianos (46.000 euros) a Hochtief y una multa adicional que no ha hecho pública. Se desconoce la fecha para la vista del caso ante los tribunales del país oceánico.