Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cruce de querellas entre Acciona y una proveedora eólica

Una filial del grupo de energía renovables se enzarza en los tribunales con un firma que construye torres de hormigón para sus parques eolícos

El grupo Acciona, a través de Acciona Windpower, está inmerso en un cruce de demandas y querellas con la firma Inneo Torres, proveedora de torres de hormigón para parques eólicos con la que tuvo relación contractual. Inneo está, además, en concurso de acreedores desde octubre de 2014. El asunto, que se remonta a 2009, ha cobrado relevancia por la admisión a trámite el pasado 19 de enero por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata de la querella presentada por Inneo Torres por presunto delito "contra el mercado y los consumidores".

Previamente, había sido admitida por la Audiencia Provincial de Madrid una querella de Acciona por "estafa y revelación de secretos" contra Inneo y, en concreto, contra su presidente, José Emilio Jimeno, y el director general, Alfonso Díez. En paralelo, ha habido varias demandas que, tras ser desestimadas, han acarreado a Inneo el pago a Acciona de siete millones de reales (1,6 millones de euros), según fuentes conocedoras del proceso.

La querella de Inneo, que data de septiembre de 2014, afecta a Acciona Windpower y a los directivos José Luis Blanco Diéguez, Francisco Gutiérrez Bonmatí y Paz Gaite Rus; estos dos, trabajadores de Inneo hasta que se produjeron los hechos denunciados. Tendrán que comparecer el 17 de febrero. El juez ha desestimado la inclusión de José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, y Rafael Mateo, consejero delegado de Acciona Energía, así como las empresas Acciona y Acciona Energía por considerar que no existe conexión alguna con los hechos objeto de la causa.

Al haberse desarrollado los hechos en Brasil, el asunto se dirigió a la Audiencia Nacional, donde el juez Pablo Ruz pidió una comisión rogatoria. Tras haberse enviado, su sustituto ha decidido admitir a trámite la querella, "lo que no constituye un acto de imputación, aunque permita al querellado comenzar a defenderse y a abrir una investigación". La empresa querellante adujo que la querellada se habría apropiado de la tecnología y "hurtado el know how para producirlas" en la planta de Brasil. Los retrasos en la entrega de torres, según las fuentes consultadas, motivaron que Acciona alegara incumplimientos y accediera a la gestión.

Inneo había desarrollado un modelo de torre eólica de hormigón de más de 100 metros de altura que llevó a formalizar relaciones con la filial de Acciona y desarrollar un proyecto en Brasil. En 2009, Acciona Windpower adquirió Inneo 21, propietaria de las marcas, patentes y modelos.

Las fuentes consultadas informan de que la querella de Acciona se sustentó en que, de forma posterior a la compra de Inneo 21, detectó que la matriz había vendido su tecnología a dos competidoras brasileña y argentina saltándose la confidencialidad. Otras fuentes sostienen que esas empresas eran filiales de Inneo. Asimismo, dicen que la empresa se vio abocada al concurso y a reducir la plantilla de 80 a ocho empleados por esa circunstancia.