Los asesores critican a Hacienda por pagar incentivos por cada inspección

La Agencia Tributaria negocia con los funcionarios la ampliación del plan de productividad que vincula el bonus a "las cuotas tributarias descubiertas"

Los asesores fiscales critican el plan de incentivos que la Agencia Tributaria negocia con los representantes de los trabajadores del organismo público. Hacienda pretende endurecer la lucha contra el fraude fiscal a cambio de pagar a los funcionarios un bonus si crece la recaudación por inspecciones fiscales.

La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) considera que un sistema que podría denominarse “bonus por cuotas tributarias descubiertas” no parece el mejor en un ámbito como el tributario donde, no puede olvidarse, imperan los principios de justicia, generalidad, progresividad, equitativa distribución de la carga tributaria y no confiscatoriedad".

Desde la AEDAF opinan que "que dichos incentivos no deben estar necesariamente alineados con las cuotas tributarias descubiertas. Un sistema de “bonus por alta recaudación” es no sólo perjudicial para los contribuyentes sino también para los propios inspectores que preferirán llevar muchas inspecciones de poca cantidad dejada de ingresar pero con fácil resolución/detección, que una inspección larga y costosa en una mediana o gran empresa en donde quizá la cuota descubierta, si la hubiese, sería muy alta, pero de mayor dificultad en su detección".

La Agencia Tributaria negocia un plan de incentivos que incluye horas extraordinarias e incentivos en función de un aumento de la recaudación efectiva. Este plan sería en realidad la ampliación del modelo de incentivos que viene aplicando desde hace tres años. El año pasado ya duplicó los bonus para los funcionarios si superaba el límite de los 11.300 millones de euros de recaudación efectiva. Este plan no premia a los inspectores, técnicos y administrativos de la Agencia por actas de inspección abiertas sino solamente por cuotas afloradas y cobradas efectivamente. Fuentes sindicales aseguran que los inspectores podrían cobrar hasta 550 euros diarios más por horas extraordinarias si se cumplen los objetivos.

En 2014, se recaudaron 12.318 millones de euros, un 12,5% más que el año anterior y la mayor cantidad de la serie histórica. Buena parte de esta mejora se debe al buen funcionamiento del plan especial de incentivos que puso en marcha Hacienda en la primavera del año pasado. Entonces llegó a un acuerdo con los sindicatos para pagar más a los funcionarios a cambio de que hicieran más horas extraordinarias y aumentaran los ingresos procedentes de las inspecciones. Como consecuencia de este plan Hacienda ha obtenido 2.262 millones de euros, un 124% más de lo previsto. "Por cada euro invertido en este plan especial hemos ingresado 129", abundó el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, durante una intervención parlamentaria hace unos meses.

A tenor de los resultados avanzados por Hacienda, el plan de incentivos está dando resultados. Hacienda avanzó que durante los primeros meses del año pasado se consiguió un récord en la recaudación contra el fraude.

Los asesores fiscales remarcan que "las horas incurridas, el número de comprobaciones o inspecciones realizadas, la dificultad de las mismas, el interés en el desempeño de su labor, la formación recibida, el número de gestiones resueltas en temas de gestión y no tanto el número de contribuyentes atendidos (que sin duda no es lo mismo), etc. deberían ser los parámetros a valorar y calibrar para fijar una remuneración variable, insistimos, no sólo en beneficio de los contribuyentes sino también de los distintos colectivos de la Administración tributaria".