Selecciona Edición
Iniciar sesión

Paradores logró beneficios el año pasado por primera vez desde 2009

La empresa pública de hoteles ganó 4 millones de euros y facturó 231 millones de euros

Paradores terminó 2015 con beneficios de 4 millones de euros. Es la primera vez que la empresa pública de hoteles cuadra sus cuentas desde 2009, cuando comenzó a arrojar pérdidas y a reducir con fuerza sus ingresos. La compañía en esos años se ha reorganizado, realizó un ERE sobre parte de la plantilla y ha recibido varias inyecciones de dinero público. Finalmente, sus ingresos en 2015 crecieron hasta los 231 millones, frente a los 204 millones del ejercicio anterior.

Paradores comercializó 1,2 millones de habitaciones más en 2015, con un aumento del 9,5% de la actividad alcanzada el año anterior. Se alojaron un 10% más de clientes, tanto españoles como extranjeros, cuya proporción es del 64,6% y del 36,4%, respectivamente. Han crecido sobre todo los clientes de Estados Unidos (29% más) y británicos (13% más) gracias a la fortaleza de sus divisas, que abarata los viajes por la zona euro. Desde China llegaron un 75% más visitantes, aunque los turistas de esta nacionalidad son todavía escasos en España. La cadena pública registró 134.793 cubiertos servicios en los restaurantes de la red, lo que supone un 7% más que en 2014.

Pese a lograr dejar atrás sus números rojos, la empresa tiene unos ingresos muy inferiores a los momentos anteriores a su gran crisis. En 2008, la última vez que cosechó beneficios  (cerca de 22 millones) ingresaba 275 millones de euros al año, 44 millones más que ahora. El año 2014 perdió 7,8 millones y el Estado tuvo que salir tres veces en su ayuda el año pasado, e inyectar otros 40 millones de euros en sus arcas. En concreto, recibió tres inyecciones, a través de sendas ampliaciones de capital. Las dos primeras fueron realizadas en enero y julio y ascendieron en total a 39,9 millones de euros. La tercera, aprobada en una junta extraordinaria en octubre, se ejecutó en enero de 2015 y supuso 1,5 millones de euros más. 

La emrpesa señala que al cierre de 2015, Paradores ha logrado cancelar la totalidad de su deuda, tras el proceso de refinanciación negociado en 2013, gracias a las inyecciones de capital del Estado.

"Paradores ha llevado una estricta política de contención de gastos, la centralización de las compras, la captación del turista internacional y el aumento de la productividad, que han resultado claves para recuperar una situación saneada de la compañía de establecimientos públicos", ha señalado la empresa, que ha publicado un comunicado dando cuenta de la mejora de su situación financiera.

La dirección de la compañía ha insistido en un comunicado en su labor al frente durante esta legislatura. Han señalado que Paradores era "una sociedad literalmente quebrada en 2011" que presenta ahora "una situación totalmente saneada, cerrando el ejercicio 2015, con unos ingresos totales de 231 millones de euros, un EBITDA positivo de más de 30 millones de euros y un beneficio neto de 4 millones".

De la quiebra a los beneficios

La empresa no adjunta las cuentas, pero sí hace un balance comparando en todo momento la situación con 2011. Asegura que el resultado final después de impuestos ha pasado de 35,6 millones de pérdidas en 2011 a 4 millones de beneficio en 2015 y que los gastos de explotación se han reducido un 14,3% esos cuatro años, lo que se traduce en 33 millones de euros de mejora entre los años objeto de comparación.

Todo esto pone de manifiesto la mejora en los índices de eficiencia y productividad incluso sin tener en cuenta los incrementos a los que se incurrido en este periodo, por la apertura de nuevos Paradores como el de Cádiz, Lorca (Murcia) y Cangas de Narcea (Asturias), ni por las inversiones realizadas en la puesta en marcha de nuevos sistemas comerciales, ni los grandes aumentos sufridos en los Tributos, fundamentalmente IBI provocado en parte por el cambio legislativo.