La factura de Bankia en abogados si recurre todos los pleitos: 500 millones

El banco, que ha perdido el 95% de los juicios, sostiene que el 27% de los que invirtieron no perdieron dinero lo que impediría demandas judiciales

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha explicado que la entidad gastaría 500 millones en abogados y en el pago de intereses de demora si recurre todas las sentencias que pierde por la salida a Bolsa de la entidad en 2011. Hasta ahora, los clientes de la entidad ganan el 95% de los casos en los tribunales. Esta situación, que está generando enormes costes a Bankia con resultados poco positivos, ha provocado que Bankia admita por primera vez que está "reconsiderando la situación porque los costes judiciales son excesivos y desproporcionados".

Hasta el momento, está condenado a devolver 81 millones, de los que aproximadamente el 30% son costes judiciales. Si decidiera dejar de recurrir todo, los 500 millones presupuestados quedarían reducidos drásticamente.  

Este posible cambio de estrategia tiene más posibilidades después de la última posición del Tribunal Supremo que ha dado la razón a dos particulares en su demanda contra Bankia porque el folleto de la salida a Bolsa contenía datos erróneos. El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, sostiene que se recurre todo en defensa de los intereses de los contribuyentes "porque los 1.840 millones que hemos tenido que provisionar para hacer frente a las demandas, los van a pagar los contribuyentes y se van a beneficiar los que acudieron a la salida a Bolsa y sus abogados".

En todas las juntas de accionistas es habitual la reclamación de los afectados por la caída de las acciones de que el banco no recurra las sentencias porque eso dilata el proceso de recuperación del dinero. Dada la avanzada edad de algunos de los accionistas, cuando la justicia les da la razón ya han fallecido.

Goirigolzarri ha avanzado este lunes que la mitad de lo que destinaron los inversores instituciones, es decir, 600 millones de 1.200 millones, se saldó sin pérdidas ya que vendieron antes de que cayera la acción. Más del 50% de estos grandes inversores vendieron sus acciones en 30 días después de la Operación de Pública de Suscripción (OPS). Entre ellos está el Banco Sabadell, al contrario que Mapfre, el Santander, CaixaBank y el Popular que registraron grandes pérdidas.

De los particulares, que destinaron 1.855 millones a la salida a Bolsa, un total de 255 millones tampoco tuvieron minusvalías, lo que les cierre la posibilidad de ganar pleitos judiciales, en opinión de Bankia. Esto supone que de los 3.095 millones invertidos en julio de 2011 en este banco, el 28% tiene complicado ganar los pleitos ya que no perdió dinero.

49 demandas de institucionales

Bankia también ha admitido hoy que ya cuenta con 49 demandas de inversores institucionales por la salida a Bolsa del banco en 2011, "todas ellas por importes muy pequeños". En la rueda de prensa de presentación de resultados anuales, Goirigolzarri ha precisado que también hay presentadas cuatro apelaciones —dos de personas físicas y dos de sociedades mercantiles— y ha indicado que hasta el próximo 28 de febrero solo está prevista la vista de cinco demandas. "Es una situación totalmente preliminar", ha añadido.

Sobre las consecuencias de todo tipo que pueda tener la reciente sentencia del Supremo, Goirigolzarri ha afirmado que la entidad está a la espera de conocerla al detalle ya que hasta ahora solo es una nota de prensa. "Vamos a esperar acontecimientos desde la prudencia", ha dicho, al tiempo que ha indicado que habrá que ver si la resolución del alto tribunal hace referencia a los institucionales.

"Estamos con la situación de mucha calma. El tema está tremendamente acotado en el peor de los casos y podemos generar capital de manera holgada. No es un tema que nos preocupa, aunque sí nos ocupa", ha manifestado el presidente de la entidad. El presidente ha recordado que los institucionales son inversores con otra consideración por parte de la Audiencia Nacional, dando a entender que considera difícil que obtengan la razón en una reclamación de la devolución de lo invertido.

Según sus cálculos, Bankia se enfrentaría a reclamaciones por 2.240 millones, que son los que perdieron dinero. De esos, 600 millones son de institucionales. Si se restan, quedan 1.640 millones y sus provisiones suman 1.840 millones.

Más información