Selecciona Edición
Iniciar sesión

Renault desembarca en el ‘Detroit chino’ con su primera fábrica

La megaurbe de Wuhan, situada unos 1.200 kilómetros al suroeste de Pekín, concentra una capacidad de fabricación de 2,5 millones de vehículos anuales

Ni caída ni frenazo, solo desaceleración. Las ventas de automóviles en China no acusan por ahora la crisis económica del gigante asiático, que está hundiendo las grandes bolsas mundiales, y mantienen un crecimiento sostenido: 21,2 millones de unidades en 2015 (el 7,6% más), y 22,5 de previsión para 2016 (6% más). Sumando vehículos industriales y camiones, el mercado total ha sido de 23,4 millones y el año que viene podría romper por primera vez la barrera de los 25 millones. En este contexto desembarca Renault en el mayor mercado del mundo con la inauguración de su primera factoría, situada en Wuhan.

A Wuhan se la conoce ya como la Detroit china, en referencia a la ciudad estadounidense donde se producían la mayoría de coches de aquel país. Esta megaurbe china de 10 millones de habitantes casi desconocida en occidente y situada unos 1.200 kilómetros al suroeste de Pekín, concentra una capacidad de fabricación de 2,5 millones de vehículos anuales, casi como la producción española de 2015 (2.7 millones).

La nueva fábrica ha sido inaugurada este lunes por Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan: "China será el centro de nuestro plan de crecimiento mundial". Tiene capacidad para producir en principio 150.000 unidades y 300.000 motores, pero con una superficie de dos millones de metros cuadrados, podría llegar, fácilmente a 300.000 coches entre 2017 y 2018.

Un operario en la línea del Kadjar en la planta china de Renault AFP

La inversión, 870 millones de euros, es una joint venture al 50% entre Renault y Donfeng, el fabricante local que produce también vehículos con Nissan, Peugeot-Citroën, Honda y Kia, entre otros. Y se ha construido en un tiempo récord de solo dos años,lo que supone asimismo un éxito personal del ejecutivo español José Vicente de los Mozos, Presidente de Renault España y Director Mundial de Fabricación de la marca francesa, que acompañaba a Ghosn y ha liderado el proyecto. "Hemos cumplido todos los objetivos de calidad, costes y plazos, incluida la puesta en producción del primer modelo", ha dicho.

Fabricación de todoterrenos

Renault comenzará fabricando el Kadjar, su todoterreno de tamaño medio que compite en Europa con los Nissan Qashqai, Ford Kuga y otros, y que hasta ahora se hacía en exclusiva en Palencia. Pero no le restará producción a la planta castellana, porque solo se venderá en China, y salvo unos 1.500 motores que se enviarán en la fase inicial y algunas piezas menores, tampoco recibirá componentes españoles.

El Kadjar chino costará unos 23.000 euros, un precio similar al del mercado español y llega al país asiático en pleno boom de los todoterrenos o SUV: las ventas crecieron un 53% en 2015, hasta casi 6,9 millones de unidades, el 30% del mercado total de turismos.

Más información