Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Agricultura limita las nuevas plantaciones de viñedo en 2016

El volumen de autorizaciones de este año solo crece un 0,43%

El Ministerio de Agricultura ha fijado en 4.173 hectáreas el volumen de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo en 2016, un 0,43% más sobre la superficie plantada en julio 2015, frente a la pretensión de las industrias del sector que defendían un aumento mucho mayor. La medida va en la línea de la petición del conjunto de las organizaciones agrarias y de las cooperativas, que no quieren provocar excedentes y bajos precios en el mercado interior. A esta cifra de nuevas autorizaciones se suman otras casi 70.000 hectáreas de derechos de plantación ya existentes y que los viticultores pueden ejercitar en los próximos años.

El mantenimiento del potencial productivo en el seno de la Unión Europea ha sido en los últimos años una constante de la Comisión para evitar excedentes. En este objetivo se pusieron en marcha desde 2008 políticas de arranques y reestructuración del sector con fondos comunitarios.

De acuerdo con la normativa actual, cada país tiene la posibilidad de dar autorizaciones cada año para nuevas plantaciones hasta el 1% de la superficie existente en julio de 2015. Italia y Francia, los otros grandes productores de vino en la Unión Europea, han fijado ese porcentaje. En España, Agricultura era partidaria de fijar ese crecimiento en el 0,6%, finalmente, rebajado ante las peticiones de las organizaciones agrarias y las cooperativas agroalimentarias.

La medida va en la línea de la petición del conjunto de las organizaciones agrarias y de las cooperativas

El sector lácteo también mantiene una batalla por evitar los excedentes pero con poco éxito. La producción de leche de vaca ha registrado en los últimos meses una tasa de crecimiento de entre un 5% y casi un 7% a pesar del mantenimiento de los bajos precios en origen. En cómputo anual, la producción de leche superará por primera vez los siete millones de toneladas frente a la cuota asignada a España en la última campaña de 6,5 millones de toneladas.

Tras las movilizaciones y protestas desarrolladas por el sector en los últimos meses, los precios en origen solamente han pasado estatalmente de 29,9 a 31 céntimos de euro por litro. En el caso de Galicia, se pasó de 28,3 a 29 céntimos. Ambas cifras son valoradas como “ruinosas” para las organizaciones ganaderas considerando que los costes medios de producción los estiman en unos 24 céntimos por litro.

Las industrias y la gran distribución se comprometieron el pasado mes de septiembre a llevar una política de precios que supusiera la sostenibilidad de las explotaciones ganaderas. Desde el sector agrario se considera que no se ha cumplido ese pacto y que los precios se hallan por debajo de los costes de producción.