Selecciona Edición
Iniciar sesión

Yoigo registra beneficio por primera vez desde que opera en España

La operadora se centrará en la telefonía móvil y abandona sus planes de dar fijo e Internet

Yoigo obtuvo un beneficio neto de 2 millones de euros en 2015, remontando las pérdidas de 22 millones que registró en el año anterior. Este es el primer ejercicio en el que el cuarto operador de telefonía móvil consigue ganancias netas desde que arrancó su actividad en España en diciembre de 2006.

La compañía ha mantenido una senda de crecimiento constante trimestre tras trimestre y elevó sus ventas totales hasta los 854 millones de euros (7.992 millones de coronas suecas), un 5% más con respecto al año 2014.

Además, y también por primera vez desde el inicio de las operaciones, la filial de TeliaSonera ha finalizado el año 2015 con una deuda neta prácticamente nula, lo que le permitirá hacer frente a futuras inversiones. Entre ellas está la compra del espectro radioeléctrico en las bandas de frecuencias de 2,6 y 3,5 GHz, que subastará el Ministerio de Industria a partir del 1 de febrero, ya la que concurrirá la operadora, según adelanto este viernes, el el consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet.

El directivo reafirmó la viabilidad de la empresa solo como operador de móvil centrado en servicios de datos y clientes de mayor valor. De esta forma, se abandonan los planes de crear un operador convergente que ofrezca fijo, móvil e Internet para hacer frente a sus competidores Movistar, Vodafone y Orange.

Crecimiento constante

“Los resultados que hemos obtenido en 2015 muestran que nuestra estrategia sólo móvil es acertada, y con esa estrategia somos la única compañía que hemos crecido en ingresos por cliente y hemos ganado abonados de contrato”, apostilló Taulet.

La compañía vio descender su número de clientes totales en un 4% hasta los 3,3 millones por la caída de clientes de prepago. Los de contrato se incrementaron en 92.000 y ya suponen el 67% de su base total, cuando hace un año eran el 61%. Además, Yoigo se ha situado en 2015 a la cabeza de las portabilidades positivas, con 43.000 clientes arrancado al resto de compañías.

La compañía va a seguir apostando por tarifas semiplanas agresivas como La Sinfín que ofrece llamadas ilimitadas y 20 GB de datos a máxima velocidad hasta 4G, y que extenderá hasta el próximo 29 de febrero.

Yoigo completará su cobertura de 4G en todo el país en el primer trimestre de este año, tras haber finalizado la totalidad de los compromisos de inversión asociados a su licencia de UMTS (4G), que ascendían a 1.761 millones euros.

Yoigo obtuvo un resultado de explotación de 25 millones de euros en el último trimestre del pasado año, y un total de 77 millones de euros (720 millones de coronas suecas) de Ebitda a cierre del ejercicio, un 12% más que en 2014.