China elude apoyar la reelección de Lagarde al frente del FMI

El gigante asiático pide un proceso abierto para elegir al nuevo director gerente del Fondo

El Gobierno chino ha eludido este jueves apoyar la reelección de Christine Lagarde como directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y pidió que el proceso de selección del nuevo responsable sea "abierto y transparente". La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, evitó pronunciarse sobre la continuidad de Lagarde, pese a ser preguntada en diferentes ocasiones en una rueda de prensa en Pekín. "La selección de jefe del FMI tiene sus propios principios y procedimientos. China apoya que el FMI elija a su jefe de acuerdo con ellos", dijo Hua.

"De acuerdo con el programa de reforma del Fondo, deberíamos elegir al jefe del FMI y a los cargos ejecutivos de forma abierta y transparente", insistió la portavoz, quien confió en que este proceder se mantenga en elecciones futuras.

El periodo de selección del nuevo director gerente del FMI arrancó formalmente la semana pasada y Lagarde, de 60 años, anunció su intención de ser candidata a un segundo mandato, entre 2016 y 2021, al frente de la institución con sede en Washington.

Varios gobiernos europeos, entre ellos Alemania, Reino Unido y Holanda, ofrecieron inmediatamente su respaldo a la reelección de Lagarde y esta semana también se mostraron a favor Japón, Brasil y la Alianza del Pacífico (integrada por Chile, Colombia, México y Perú).

Uno de los países más beneficiados

China ha sido uno de los países más beneficiados por la gestión al frente del FMI de Lagarde, quien apoyó públicamente la inclusión del yuan en la cesta de divisas de referencia de la institución meses antes de que se aprobara finalmente su entrada.

Además, el gigante asiático se ha convertido en el tercer máximo accionista del FMI (por detrás de Estados Unidos y Japón), después de la aprobación de la reforma del sistema de cuotas, que también da más poder a economías emergentes como Brasil o India.

Pero en paralelo China, la segunda economía mundial, ha impulsado instituciones financieras multilaterales como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) o, junto a Brasil, Rusia, la India y Sudáfrica, el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, que algunos analistas consideran competidores del FMI y el Banco Mundial.

Más información