La especulación sobre un recorte de la oferta dispara el precio del crudo

Los países de la OPEP y Rusia estarían negociando una reducción en los bombeos

En un mercado volátil y altamente desequilibrado, como el del crudo, cualquier especulación mueve la aguja. La posibilidad de un acuerdo entre Rusia y los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir la oferta de petróleo y reequilibrar las fuerzas del mercado provocó este jueves un fuerte repunte en la cotización del barril de crudo brent, el de referencia en Europa, que llegó a recuperar el nivel de los 35 dólares tras subir un 6%. A poco más de dos horas del cierre, el repunte se quedaba en el 3%.

Tras tres jornadas seguidas de rumores y desmentidos, la espita la reabrió este jueves Moscú. El ministro de Energía ruso, Alexandr Novak, dejó caer que el segundo productor mundial, Arabia Saudí, propondrá en la próxima cumbre de la OPEP —a la que no pertenece Rusia— una reducción de la oferta del 5%. “Esos han sido los términos propuestos”, apuntó Novak en declaraciones a varios medios rusos, al tiempo que dejaba entrever que su país mantendrá un encuentro con varios delegados del cartel para tratar este asunto.

Horas más tarde llegaba el desmentido de los representantes de la OPEP, que negaron la veracidad de la presunta propuesta saudí filtrada por el Kremlin, y las valoraciones de varios analistas que calificaban las palabras de Novak de “globo sonda” para ver la reacción de los países de la OPEP.

Entre Rusia, tercer exportador mundial, y los Estados del cartel petrolero suman la mitad de la oferta mundial de crudo. Ambos países han sido dos de los grandes artífices de la estrategia de no aflojar en los bombeos para mantener su cuota de mercado frente al empuje del fracking estadounidense, pero la grave crisis que azota la economía rusa y la caída en los ingresos públicos —el 40% de sus ingresos públicos depende de la venta de crudo— parecen haber ablandado la férrea postura de Moscú, mucho más propensa ahora a negociar con el resto de productores mundiales una reducción de la oferta para empujar los precios al alza.