Selecciona Edición
Iniciar sesión

Orange plantea 550 despidos por su fusión con Jazztel

La operadora ofrece crear a cambio 300 nuevos puestos de trabajo en la negociación del ERE

La dirección de Orange ha planteado un plan de ajuste que supondrá el despido de un máximo de 550 empleos, un 7,7% de la plantilla, en el inicio de las negociaciones del expediente de regulación de empleo (ERE) por la integración de Jazztel, adquirida por la operadora en 2015

Orange ofrece a cambio la creación de 300 nuevos puestos de trabajo en las plataformas de atención al cliente propias en España de Oviedo y Guadalajara, por lo que el impacto neto será de un máximo de 250 puestos de trabajo, un 3,5 % de la plantilla total de Orange (7.084 a cierre de 2015), según ha comunicado este jueves la empresa a los sindicatos y a la plantilla.

El alcance del ERE es superior a los 400 puestos de trabajo anunciados cuando se produjo la compra de Jazztel pero se espera que en la negociación se rebaje como ha ocurrido en otros procesos similares como el último ERE de Vodafone tras su integración de Ono, informaron en fuentes sindicales.

La empresa primará la voluntariedad en el ERE

La compañía ha instado a la representación legal de los trabajadores de las dos empresas a constituir una comisión negociadora. El calendario que establece la ley es de un máximo de 15 días a partir de este jueves para que los sindicatos designen a sus miembros en la comisión negociadora, plazo tras el cual se iniciará el periodo de consultas y que tendrá una duración máxima de 30 días. Por lo tanto, la finalización de la negociación se estima en la segunda semana de marzo.

Orange ha señalado que está dispuesto a valorar, junto con la representación legal de los trabajadores, la voluntariedad como uno de los posibles criterios de afectación al plan. La compañía acomete este ajuste por las duplicidades que se han creado por la integración con Jazztel. Ambas sociedades se fusionarán legalmente el próximo 8 de febrero.

Centros afectados

Los despidos afectarán al personal de los centros de las provincias de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid, en los que se ha identificado un mayor volumen de duplicidades. Quedan excluidos el resto de los centros de trabajo de Orange en España, así como los empleos de las tiendas propias que la compañía tiene en España, la plantilla de Simyo y Orange Catalunya Xarxes de Telecomunicacions. El plan tampoco afecta a las plataformas de atención al cliente propias de Guadalajara, Oviedo y Bogotá (Colombia).

La compañía creará 300 nuevos puestos de trabajo en las plataformas de atención al cliente propias de Oviedo y Guadalajara, lo que supone un crecimiento del 17% del empleo en dichas plataformas. Aunque la dirección no aclara en su nota este aspecto, en fuentes sindicales se maneja la posibilidad de que se ofrezca la recolocación en estas plataformas a una parte de los trabajadores a los que afecte el ERE.

Más información