Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ford Motor vuelve a ser rentable en Europa cuatro años después

El fabricante estadounidense logra reducir un 30% las pérdidas anuales en América Latina, la única región en negativo

Ford Motor vuelve a ganar dinero en Europa cuatro años después. El fabricante de coches estadounidense cerró la cuenta de resultados de 2015 con un beneficio de 259 millones de dólares, frente a perder 598 millones hace un año. De ese total, 131 millones de ganancia se atribuyen al cuatro trimestre. La multinacional que dirige Mark Fields se anotó un beneficio global de 7.400 millones. América Latina es la única región que pierde dinero.

La última vez que la división europea fue rentable data del ejercicio 2010, cuando ganó solo 182 millones. Alan Mulally, el anterior consejero delegado, presentó en octubre de 2012 un extenso plan para acelerar la reestructuración del negocio con el objetivo puesto en que esa unidad fuera rentable en tres años. Para ello cerró tres plantas de producción y preparó la llegada de nuevos modelos, al tiempo que daba un vuelco a la marca.

Europa atravesaba en ese momento por una situación económica compleja, agravada por las tensiones por la crisis de la deuda soberana. Las pérdidas entonces rondaron los 1.500 millones de dólares. El año siguiente no fue mucho mejor, tampoco para su rival General Motors, sumida en un proceso de ajuste similar. Mulally cedió los mandos de la compañía a Fields en julio de 2014, con el proceso encarrilado.

La coyuntura también acompaña ahora. El retorno a la rentabilidad en 2015 se explica también por un incremento del 10% en el volumen de ventas. La cifra de negocio en la división europea rondó el año pasado los 28.200 millones. Es 1.300 millones inferior al ejercicio 2014 pero el descenso se explica por el efecto del tipo de cambio. Si se descuenta el factor de las divisas, habría crecido un 8%.

La rentabilidad de Europa se suma a un año récord para la industria de la automoción en EE UU gracias a que se venden coches que tienen un margen mayor de beneficio, como los todoterreno y los pickup. Eso permitió a Ford Motor multiplicar por cinco el beneficio global. Los ingresos de la compañía se elevaron a 149.600 millones, aunque en este caso el incremento anual es del 4%.

La división norteamericana ganó 9.345 millones. Asia registró un año récord, con una ganancia de 765 millones. Todas las divisiones de Ford Motor son rentables menos América Latina, donde registró pérdidas de 832 millones de dólares. Es una mejora si se compara con el negativo de 1.164 millones en 2014. Pero el clima de negocio se sigue deteriorando. La pérdida del cuatro trimestre creció un 60%, a 295 millones.

Más información