La Fed mantiene los tipos de interés ante la incertidumbre global

La Reserva Federal estadounidense expresa preocupación sobre las previsiones económicas

La Reserva Federal (Fed) ha decidido este miércoles mantener los tipos de interés en la primera reunión de su comité de política monetaria, algo que los mercados tenían descontado debido especialmente a la incertidumbre económica general, la debilidad de la economía China y el bajo precio del petróleo, algo que está empezando a poner en serios apiretos a las regiones productoras de Estados Unidos.

Ni inversores, ni analistas, ni expertos. Nadie espera en el mercado que la vuelta a la llamada normalidad monetaria de Estados Unidos (es decir, un precio del dinero que no sea cerca de cero) no sea sino un camino de puntillas, lento y cuidadoso. La Fed aprobó la esperada subida de tipos, la primera en casi 10 años, hace poco más de un mes, al finalizar 2015 y desde entonces el panorama no ha invitado a una mayor velocidad de crucero.

Los tipos subieron tan solo cuarto de punto en diciembre y quedaron la horquilla de entre un 0,25% y un 0,50%. Ahí siguen. Aunque las cifras internas de la economía estadounidense siguen mostrando un aspecto positivo, pese a la moderación del final del año, es sobre todo el factor exterior el que justifica la prudencia de la Fed. Y lo que este factor pueda acabar suponiendo para la economía americana.“Las condiciones del mercado laboral mejoraron más incluso pese a quel el crecimiento económico se ralentizó", dijo ayer la Fed.

El comunicado de la institución que dirige Janet Yellen vuelve a destacar la incertidumbre global en su comunicado. "El comité está siguiendo muy de cerca los acontecimiento económicos y financieros globales y está analizando sus implicaciones para el mercado laboral y la inflación, y para el equilibrio de los riesgos en las previsiones", señala el texto.

La institución no descarta una nueva subida de tipos en marzo

Pero también el débil dato de inflación estadounidense da serios argumentos para tomarse con mucha calma el encarecimiento del dinero. Estímulos monetarios como los bajos tipos de interés suelen calentar las subidas de precios, pero en Estados Unidos estos avanzan rematadamente lentos debido al bajo precio del petróleo. El pasado diciembre, de hecho, cayeron una décima, lo que situó el incremento del conjunto del año en el 0,7%, el segundo menor en 50 años.

El objetivo de inflación de la Fed es del 2%, lo que queda aún muy lejos y las expectativas de medio plazo que manejan no han cambiado demasiado en los últimos meses: será baja. Pero el comunicado de la institución no es lo bastante contundente como para descartar una subida de tipos en marzo, que cuando el comité se reúne de nuevo. En su sondeo de diciembre, el comité creía probable que se produjeran varias subidas más este 2016 (hasta dejar los puntos de interés en el 1,3%), pero las turbulencias financieras y lo que pase con el petróleo pueden alterar el guión.

Más información