Vodafone lanza una ofensiva para tener acceso al fútbol

La operadora pide a la CNMC que suspenda cautelarmente el acuerdo entre Mediapro y Telefónica sobre la Champions y la Liga de las próximas temporadas

Vodafone no quiere perderse la fiesta del fútbol de pago. Pero los derechos de los principales acontecimientos de las tres próximas temporadas están en manos de Mediapro y Telefónica, que el pasado día 12 de enero llegaron a un acuerdo sobre la emisión de la Liga y la Champions. Por eso, la operadora va a iniciar una ofensiva tanto administrativa como legal para que se prohíba la exclusividad de ese acuerdo y puedan acceder a esos contenidos a un precio razonable.

En este sentido, Vodafone se ha dirigido a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) solicitándole que se pronuncie expresamente sobre el acuerdo entre Mediapro y Telefónica y lo declare nulo si considera que se trata de un pacto de exclusividad, informaron en fuentes de la negociación. Un portavoz de Vodafone declinó cualquier valoración oficial sobre el caso.

Según Vodafone, el pacto incumple de lleno las condiciones que se le impusieron a Telefónica cuando fue autorizada la compra de Canal +, que prohíbe la adquisición o explotación de derechos exclusivos de canales de televisión editados por terceros, ni la suscripción de contratos que limiten a algún operador la emisión por terceros o "aquellos que contengan cláusulas que de una u otra forma permitan las exclusivas de facto". Esta condición afecta no solo a los canales existentes cuando Telefónica adquirió Canal + sino también a cualquier otro que pudiera ser comercializado en un futuro.

Amenaza de Competencia

La CNMC no se ha pronunciado sobre el caso, aunque varias informaciones apuntan a que se ha dirigido a Mediapro y Telefónica para que modifiquen cualquier término del acuerdo que suponga alguna exclusividad, amenazándolas con duras sanciones e incluso con echar atrás el acuerdo.

Para cumplir con esa exigencia, Mediapro está dispuesto a presentar una oferta tanto a Vodafone como Orange sobre los derechos que posee de la Champions League en las temporadas 2016/17 y 2017/18, y sobre la Liga (un paquete de ocho partidos por jornada) y la Copa el Rey hasta la temporada 2018/19, a través de beIN Sport, su canal conjunto con Al Jazeera. Una portavoz de la productora señaló a este diario que cumplirán con las exigencias de la CNMC pero que no le constaba que tuvieran ya lista la propuesta ni se hubieran iniciado las negociaciones.

La otra derivada del acuerdo es la económica. Si se abre a terceros, Telefónica obtendría una notable rebaja sobre los 2.400 millones de euros que debe abonar a Mediapro por la inclusión del canal beIN Sport en su parrilla. Como arma negociadora, Vodafone y Orange tienen los derechos de la Liga para bares de las tres próximas temporadas. La guerra del fútbol suma y sigue.