Selecciona Edición
Iniciar sesión

Siemens cierra su primer trimestre fiscal con un incremento del 42% en la facturación

La cifra de negocio de Siemens ascende a 18.891 millones de euros, un 8% más que en el mismo periodo del año anterior

El grupo tecnológico e industrial alemán Siemens obtuvo un beneficio neto de 1.557 millones de euros en su primer trimestre fiscal, lo que supone un 42% más que los 1.095 millones de euros que ganó el mismo periodo del año anterior. La cifra de negocio de Siemens ascendió a 18.891 millones de euros, un 8% más que los 17.415 millones de euros que ingresó el primer trimestre del ejercicio anterior, según ha informado la compañía en un comunicado. Grandes contratos de Europa y África permitieron que la entrada de pedidos creciera el 27%, hasta 22.800 millones de euros.

El presidente y consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser, ha valorado de forma positiva estos resultados y ha anunciado que la compañía mejorará su perspectiva de crecimiento para el conjunto del año fiscal 2016, "pese a que los acontecimientos macroeconómicos y geopolíticos continúan siendo preocupantes" para sus mercados.

"Continuamos centrados en hacer frente a los retos estructurales de la compañía y en invertir en un mayor desarrollo de nuestros mercados, además de fortalecer nuestro poder de innovación", ha subrayado Kaeser. Ante estos resultados, Siemens ha revisado al alza su previsión para el conjunto del año fiscal de 2016, pasando a un rango estimado de 6 y 6,40 euros por acción frente al rango de 5,90 y 6,20 euros previstos anteriormente. El título en la bolsa del grupo alemán ha crecido este martes un 8,62%.

Compra de CD-adapco

Siemens también ha informado de que va a comprar la empresa estadounidense de software de simulación CD-adapco por 970 millones de dólares (unos 900 millones de euros) para ampliar su cartera de software industrial. La firma estadounidense, con 900 empleados, facturó en 2015 casi 200 millones de dólares y en los tres últimos ejercicios económicos su volumen de negocios ha crecido anualmente más del 12 % a un tipo de cambio constante.

En 2015, el grupo tecnológico alemán Siemens recortó más de 10.000 empleos, por las dificultades en el mercado de generación de electricidad por los cambios en la regulación, la fuerte caída de los precios, la fuerte competencia y el exceso de capacidades. El presidente de Siemens, Joe Kaeser, dijo entonces que con la iniciación de estas medidas se cerraba la "transformación estructural de la empresa en lo fundamental".