Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los anunciantes recurren la adjudicación de seis canales de TDT

La Asociación Española de Anunciantes considera que existe un duopolio que aglutina más del 86% de la inversión publicitaria y no favorece la competencia

La Asociación Española de Anunciantes (AEA) ha recurrido ante el Tribunal Supremo la adjudicación de seis canales de televisión digital terrestre (TDT) otorgados por el Consejo de Ministros el pasado 16 de octubre por fortalecer el duopolio que ejercen Mediaset y Atresmedia. Ambos grupos acumulaban antes de obtener las nuevas licencias, 11 canales de televisión, que sumaban más del 50% de la audiencia y casi el 90% de la publicidad del sector. Los anunciantes consideran que aumentar el peso de los dos principales grupos audiovisuales no favorece la competencia e imposibilita de facto la supervivencia de los competidores actuales, al mismo tiempo que impide la consolidación en el mercado de los competidores entrantes.

El recurso contencioso-administrativo va dirigido contra la resolución del 26 de octubre de 2015 de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), por la que se publicó el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 16 de octubre que resolvió el concurso público para la adjudicación de seis licencias de nuevos canales de TDT. Tres licencias, en tecnología de alta definición, recayeron en Atresmedia, Mediaset y Real Madrid. Las otras tres frecuencias, en definición estándar, fueron otorgadas a la productora Secuoya, Radio Blanca (Kiss TV) y 13 TV (canal gestionado por la Conferencia Episcopal).

Para la AEA, en la adjudicación del concurso no se han tenido en cuenta dos aspectos: por un lado, "la excesiva concentración de la oferta en dos grupos mediáticos, formando un duopolio que aglutina más del 86% de la inversión publicitaria"; y por otro, que ambos grupos han sido sancionados por las autoridades de competencia por el incumplimiento de los compromisos que asumieron en su día para que dichas autoridades de competencia autorizaran sus respectivas fusiones.

Asimismo, añade que "no tiene sentido que la misma autoridad que sanciona por grave incumplimiento a una cadena de televisión por contravenir repetidas veces las condiciones y compromisos de dichas fusiones, premie a este conglomerado de poder con la adjudicación de nuevos canales que incrementan aún más su posición de dominio en el mercado".

"Desde la AEA llevamos muchos años luchando por la competencia en el sector audiovisual", comenta la directora general de la entidad, Lidia Sanz. "Entendemos que el duopolio en malo y la falta de competencia también es mala, para la publicidad y para los propios medios". Sanz recuerda las reiteradas resoluciones de las autoridades de la competencia respecto a la fusión de Antena 3 y La Sexta, en las que observa que el proceso de concentración "ha empeorado la presión competitiva" del mercado de la televisión.

Pluralidad de contenidos

La AEA también alerta de "un histórico de incumplimientos" de la legislación vigente en materia de tiempos de emisión de publicidad, franjas de horarios protegidos o publicidades encubiertas, entre otros aspectos que, en su opinión, va en detrimento de la inversión publicitaria.

En este aspecto, Sanz reclama que el reglamento por el que se establecen las distintas tipologías de programas y los formatos publicitarios sean "más claros" para que no de lugar a la disparidad de interpretaciones, siempre en beneficio de los canales. Hay discrepancias, por ejemplo, a la hora de calificar determinadas emisiones, como las telepromociones. La directora general de la AEA asegura que son necesarias tipologías "precisas"  y coincidentes entre las distintas entidades en materia audiovisual, desde la SETSI hasta la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) pasando por Kantar Media, el organismo encargado de la medición de las audiencias televisivas.

Asimismo, los anunciantes lamentan que tras la eliminación de la publicidad en TVE, el poder de Atresmedia (que explota cinco canales, entre ellos Antena 3 y La Sexta) y Mediaset (Telecinco y Cuatro son los principales canales de los seis que gestiona) ha ido en aumento sin favorecer la calidad del medio, un aspecto negativo para la eficacia de las campañas publicitarias y que perjudica seriamente al consumidor, al restringir las opciones de pluralidad de contenidos y servicios audiovisuales que permite a la TDT.

Por ello, defienden que la presencia de nuevos operadores aportaría más oportunidades de programación con una oferta más diversificada en áreas que actualmente están siendo cubiertas por las cadenas de pago o de titularidad estatal o autonómica. El recurso contencioso administrativo de AEA fue presentado el pasado mes de diciembre y ha sido admitido al trámite por el Supremo. "Los jueces han entendido que los anunciantes estamos afectados por la decisión del Consejo de Ministros y consideran que tenemos un interés legítimo", explica Sanz.

Más información