Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las Bolsas asiáticas registran fuertes caídas

El parqué de Shanghái se hunde un 6,42% hasta su menor nivel desde diciembre de 2014. El mercado de Tokio baja otro 2,34%

Después de dos días de subidas, los mercados chinos volvieron este martes a lo que se ha convertido casi en una “nueva normalidad”, de fuertes pérdidas. La causa, nuevamente, la preocupación por la debilidad de la economía china, la incertidumbre sobre otra posible devaluación del yuan y la ralentización del crecimiento global. El descenso en los índices chinos, que retrocedieron a los niveles de hace 14 meses, contagió al resto de las bolsas asiáticas, que cerraron con caídas generalizadas.

En Shanghái, la principal plaza china, el retroceso era del 6,4%, o de 188,72 puntos en su índice principal, que quedaba en 2.749,79 puntos, con un volumen de negocio de 212.600 millones de yuanes (29.886 millones de euros). La segunda Bolsa del país, la de Shenzhen, sufría un batacazo aún mayor, del 7,12%, y cerraba a 1.714,42 puntos, con un volumen de negocio de 310.500 millones de yuanes (43.649 millones de euros).

El descenso se produjo pese a la mayor inyección del Banco Popular de China (PBOC, central), de 440.000 millones de yuanes (61.854 millones de euros) en el sistema monetario en tres años. La iniciativa busca garantizar la suficiente liquidez de los bancos durante la temporada de desplazamientos del Año Nuevo chino. La temporada, que representa el mayor desplazamiento de personas anual del mundo y durante la cual se eleva drásticamente la demanda de efectivo, comenzó el fin de semana y continuará hasta principios de marzo.

A la inquietud generalizada se suma la incertidumbre sobre una posible devaluación del yuan o renminbi, después de una primera tentativa inicial a principios de mes a la que los mercados reaccionaron con alarma.

Las autoridades chinas han reiterado que no se plantean una devaluación, y en un comentario este martes la agencia oficial Xinhua reiteraba el mensaje: “La reciente volatilidad relativa en el tipo de cambio del yuan debe verse desde una perspectiva a largo plazo y situarse en el contexto de las reformas financieras promercado de China”, sostiene. “Simplemente, no hay base para que el renminbi o yuan, se devalúe a largo plazo, ya que la economía china está siendo sólida. La ralentización en el crecimiento económico es justificable dentro de las expectativas de las autoridades, aunque haya sorprendido a algunos de los participantes en el mercado”.

Según el analista Zhang Qi, de Haitong, las caídas de hoy se deben a “las fluctuaciones en los mercados globales, unos fundamentos débiles y la continuación de nuevas ofertas de títulos”. “El mercado ya se encuentra en una espiral descendente, por lo que los inversores tienden a ser pesimistas y cualquier efecto negativo se ve ampliado”, declaró a AFP.

En Tokio, el índice Nikkei retrocedió un 2,4%, mientras el Hang Seng de Hong Kong cayó un 2,3%. El MSCI para las acciones asiáticas con excepción de Japón perdió un 1,5%.

Más información