Selecciona Edición
Iniciar sesión

China reconoce la dificultad de mantener el crecimiento económico

El primer ministro admite que se enfrenta a un "trabajo abrumador" para sostener el vigor

ampliar foto
Li admite que China afronta un "trabajo abrumador" para mantener crecimiento 

El primer ministro chino, Li Keqiang, admitió que el país se enfrenta a un "trabajo abrumador" para mantener el crecimiento económico, después de que esta semana se revelase que el Producto Interior Bruto (PIB) continuó su ralentización en 2015 hasta un 6,9 %, su menor aumento en 25 años. "Debemos seguir de cerca la situación y prepararnos para dar soluciones lo antes posible", dijo el primer ministro en una reunión del Consejo de Estado (Gobierno chino) el viernes, publica este sábado el South China Morning Post.

Aseguró que el Gobierno "debe prestar mucha atención" a la preocupación por el vaivén del mercado bursátil, que ha caído repetidamente desde comienzos de 2016, con pérdidas superiores a todo lo ganado en 2015, mostrando la inmadurez de los parqués y los vanos intentos del Ejecutivo de tenerlos bajo control. Li urgió a estabilizar el crecimiento de las exportaciones, frenar el declive de beneficios en el sector manufacturero y profundizar las reformas de las grandes empresas estatales a través de políticas monetarias y fiscales.

"Las soluciones siempre superan las dificultades", afirmó, al asegurar: "tomaremos medidas sustanciales que darán resultados". El Consejo de Estado ha diseñado borradores sobre nuevas medidas que serán presentadas por Li en la sesión anual del Legislativo el próximo marzo, donde se espera que sean aprobadas.

El primer ministro dijo que, hasta entonces, buscará opiniones y consejos de los gobiernos locales y de agencias. Por el momento, el Ejecutivo chino se ha centrado en tratar de impulsar las pequeñas y medianas empresas para fortalecer la demanda interna, entre otras iniciativas.

Las cifras divulgadas el pasado martes por la Oficina Nacional de Estadísticas confirman el gradual enfriamiento de la economía, que creció a un ritmo anualizado del 6,8 % en el cuarto trimestre del año pasado (tras un 7 % en los dos primeros y un 6,9 % en el tercero) y anticipan nuevas medidas monetarias de reactivación.

El dato final del 6,9 % supone el incremento anual del PIB más bajo en los últimos 25 años, pero se corresponde con las previsiones del Gobierno chino, que se había fijado el objetivo de un aumento de "alrededor del 7 %" para el pasado ejercicio.

Más información