Selecciona Edición
Iniciar sesión

Así será el hotel del futuro

El foro de innovación de Fitur 2016 muestra cómo cambiarán los hoteles tras el impacto de las nuevas tecnologías

Tras los cambios experimentados con la irrupción de Internet, el sector hotelero entra en una nueva fase dominada por las pantallas táctiles, las impresoras en 3D y los servicios hipertecnológicos. A través del móvil el cliente tendrá el control absoluto de la habitación, desde la iluminación, el ambiente, la temperatura y el sonido, mientras que las empresas de marketing digital elaborarán y facilitarán a los hoteleros los datos necesarios para que la oferta turística sea cada vez más moldeada por los gustos de los clientes.

Imagínese que usted es un cliente en viaje de negocios. Al acabar el día, tras varias reuniones, su máxima aspiración será llegar al hotel y darse un baño caliente. Cuando entre en el hotel del futuro no necesitará llevar llave ni tarjeta. Simplemente con pasar el móvil por un dispositivo será suficiente para registrarse y en el suelo se activará una señal luminosa, que la llevará a su habitación. Ahí respirará el aroma que habrá elegido, dormirá en la cama escogiendo la inclinación que prefiera, tendrá a disposición un abanico de películas, videojuegos e imágenes proyectadas en las multipantallas incrustadas en la pared. Podrá, además, ducharse escuchando su música preferida, y, al terminar, un secador corporal dispuesto en la pared del baño le dejará preparado para vestirse y cenar.

“El jacuzzi con música y olores personalizados es lo que más le gustó a la Reina Leticia, cuando hizo su recorrido por el stand del hotel del futuro de Fitur”, revela Álvaro Carrillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero, que colabora con la feria madrileña desde hace una década. Gracias a las impresoras en 3D los hoteles fabricarán productos y gadget para sus clientes y decorarán las paredes de manera original. “Diferenciación y valor añadido a través de la tecnología son las señas de identidad de la industria hotelera que tiene que llegar”, agregan los gurús del “hotel de tercera generación”. Su objetivo, dicen, será crear espacios futuristas donde el cliente puede disfrutar de “sensaciones” y “experiencias” personalizadas que traspasan los límites de una estancia convencional.

Visitantes en el 'stand' dedicado al turismo del futuro en Fitur 2016.

“La tecnología va a cambiar los hábitos de los turistas y los hoteles deberán adaptarse a ello si quieren seguir en el mercado”, explica Álvaro Carrillo de Albornoz. Para ello, la búsqueda de canales de marketing digital más eficientes es fundamental. A través de un teléfono móvil el cliente envía cada segundo miles de informaciones sobre sus gustos personales que las empresas de marketing digital intentan captar, para luego ofrecerlas a los hoteles. “Pronto habrá un 90% de turistas que estará online, y las redes sociales son cada vez más importantes. Pero también es fundamental saber dirigirlas, y esto no es fácil”, asegura un socio de una empresa que se promociona en Fitur 2016.

De momento, son sobre todo las grandes cadenas las que muestran interés por las innovaciones tecnológicas aplicadas a la industria turística. Son las que tienen los recursos necesarios para innovar, aunque Álvaro Carrillo de Albornoz cree que también hay pequeños hoteles muy activos en este ámbito: “Esto es lo de siempre: hay quien compró primero un smartphone y quien se quedó con el Nokia hasta el final”.

Lo cierto es que en la feria internacional del turismo de Madrid los expositores tecnológicos ganan espacio año tras año: “Hace diez años Fitur Tech estaba en una sala pequeña de la planta de arriba; luego pasó a tener 100 metros cuadrados y ahora ocupa medio pabellón”, relata Álvaro Carrillo de Albornoz para mostrar la vitalidad del sector. Efectivamente, diez años después, los stands de las startups ya están codo a codo con los expositores de las grandes cadenas, NH y Meliá, que miran hacia ellos.

Más información