Selecciona Edición
Iniciar sesión

El BCE apremió a Lisboa a vender el banco Banif al Santander

La compra se realizó por 150 millones, tras poner el Estado portugués más de 3.000 millones de euros

El Banco Central Europeo apremió al Gobierno de Portugal que vendiera el Banco Banif al Santander, ya que era la única oferta que se ajustaba al ordenamiento europeo. Según el Expresso, el pasado 19 de diciembre, el ministro de Finanzas Mário Centeno, recibió un correo de Danièle Nouy, presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), en el que le conminaba a cerrar la crisis del Banco Banif vendiéndoselo al español Santander.

Dos días después del correo electrónico, el Banif era comprado por el Santander por 150 millones de euros, y una inyección del Estado portugués de más de 2.300 millones de euros, a lo que había que añadir las ayudas anteriores y préstamos que aún no había devuelto el Banif. En total más de 3.000 millones de dinero público.

El supervisor europeo señaló que había otras ofertas, pero que no respetaban las reglas de la Unión Europea sobre ayudas del Estado, en referencia a la idea de que la Caixa Geral de Depósitos absorbiera el Banif, pero la CGD aún no ha devuelto 900 millones de ayudas públicas y por tanto no podía realizarse esa operación.

En el mismo correo electrónico del BCE elogia al Santander "por comportarse de una manera muy profesional y tener un departamento legal excelente". Dos días después de la venta, habían desaparecido los rótulos del Banif de todas sus oficinas y sustituidos por los del Santander.

Un día antes del email, el 18 de diciembre, había terminado el concurso para la venta de Banif. Aparecieron seis candidatos, entre ellos el Santander, pero todas las ofertas implicaban fuertes pérdidas para el Estado, por lo que no fue escogida ninguna por el Gobierno de Portugal. El email del BCE, les sacó de dudas.

La Asamblea de la República ha abierto una comisión de investigación sobre el Banif y el comportamiento de sus principales ejecutivos, pero no ha aprobado la auditoría externa que proponían los diputados del PSD.