Selecciona Edición
Iniciar sesión

Roca compra el fabricante turco de grifos NSK por 46 millones

El grupo español se queda un proveedor de Ikea y tendrá que asumir una plantilla de 264 personas

Grupo Roca cerró ayer la compra del fabricante turco de grifería NSK por un importe de 46 millones de euros, con lo que la compañía española de capital familiar se sitúa entre los principales fabricantes de grifos del mercado, con más de ocho millones de unidades. NSK, que provee a Ikea, facturó 32 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de cuatro millones de euros en 2014. Roca destaca su solvencia económica y su “eficiencia industrial y desarrollo tecnológico”.

Tras la operación, Roca pasará a fabricar un volumen de más de ocho millones de grifos al año, de los que 2,2 millones procederán de NSK. Una mitad de esa capacidad de producción se queda en Turquía y la otra mitad se exporta por una cincuentena de países. La compraventa supone que Roca se queda dos sociedades, Oznur Pres Corp y NSK Amature, una dedicada a la fabricación y otra a la venta, además de la integración de una plantilla de 264 personas.

Ramon Asensio, consejero delegado de Roca, considera que la operación “complementa” la capacidad de producción de la empresa catalana en el ámbito de la grifería, con unas plantas localizadas cerca de los lugares de venta. El grupo tiene fábricas en este segmento de actividad en Jundiai (Brasil), Zjnojmo (República Checa), Cheboksari (Rusia) y Gavà (España).

Fuentes de la compañía aseguraron que Grupo Roca prevé cerrar el ejercicio de 2015 con unas cifras de facturación superiores a las del año pasado, situadas en 1.646 millones de euros. La dirección es optimista respecto a las previsiones de este año gracias, en parte, al mercado español.