Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Abertis paga 948 millones para controlar una autopista chilena

El grupo se hace con el 50% de la sociedad que tenía un fondo de inversión canadiense

El grupo Abertis se ha quedado con el 100% de las acciones de la sociedad chilena Autopista Central, que gestiona esa infraestructura, tras adquirir el 50% que tenía hasta ahora el fondo canadiense Alberta Investment (AIMco) por 948 millones de euros, según comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con la adquisición, la autopista aportará al grupo unos ingresos de 220 millones de euros. Ello permitirá que la división chilena duplique su tamaño y se convierta en el tercer mercado para Abertis.

Abertis ya se hizo el año pasado con el control de dos autopistas chilenas, la de los Libertadores y la del Sol, tras adquirir la participación del 50% que no controlaba de ambas sociedades. Esas dos empresas, que pasaron a consolidar en las cuentas del grupo catalán, habían generado en 2014 un resultado bruto de explotación (ebitda) de 62 millones de euros. La infraestructura que acaba de adquirir ahora, la sexta concesión chilena que ya controla, es mayor. Según Abertis, la autopista aportará una facturación de 220 millones, un ebitda de 160 millones y una deuda neta de 400 millones.

A la concesión de la autopista Central, además, le queda un mayor periodo que en los otros dos casos. Esta expira en 2031, lo cual permite que la cartera de activos del grupo en Chile venza de media en 2027. El grupo aseguró en el comunicado que la operación responde a su “estrategia de consolidación de activos” y de incrementar su presencia en el país, que consideró “uno de los mercados de concesiones más atractivos del mundo, con un marco regulatorio claro y consolidado, y la mayor tasa de PIB per capita de la región”, en palabras de Francisco Reynés, vicepresidente y consejero delegado de Abertis, quien además destacó que Chile es una “pieza clave” en la estrategia del grupo español.

Plan estratégico

El grupo también aseguró que la operación supone dar un acelerón al plan estratégico para el periodo 2015-2017. Este prevé el “crecimiento” tanto “orgánico como inorgánico” en el negocio de las autopistas. Los ámbitos prioritarios eran Europa Occidental y Norteamérica, pero también preveía ampliar las inversiones en Chile. Antes de la operación, la cartera de infraestructuras en ese país pesaba el 8% sobre el total de la compañía. La compra del 50% de la autopista Central supone que pase a ser el 11% de la cartera de Abertis, solo por detrás de Francia (36%) y España (34%) y por delante de Brasil (10%).

La autopista Central, que discurre por Santiago de Chile, es una concesión de 61 kilómetros de longitud y la vía más transitada del país con una intensidad media diaria de 81.037 vehículos. Abertis gestiona en la actualidad un total de 771 kilómetros repartidos en seis concesiones que controla en su totalidad.