Bruselas urge a Volkswagen a compensar a los clientes europeos

El gigante automovilístico se resiste a atender las exigencias de la Comisión Europea

El gigante automovilístico Volkswagen se resiste a atender las exigencias de la Comisión Europea tras el escándalo del fraude por emisiones. La comisaria de Industria, Elzbieta Bienkowska, se ha reunido esta tarde con el consejero delegado de la compañía, Matthias Müller, para pedirle que ofrezca a los consumidores europeos una compensación económica por el fraude de las emisiones contaminantes. Pese a haberse reunido ya el 25 de noviembre por el mismo motivo y haberle trasladado sus exigencias por carta hace unos días, Müller ha llegado a la cita sin ninguna de las informaciones requeridas y sin respuesta a las peticiones de Bruselas, según fuentes conocedoras del encuentro, que ha sido muy breve.

Al contrario que en Estados Unidos, donde la firma alemana está obligada a indemnizar a los consumidores afectados por unos vehículos que pasaron fraudulentamente los controles de emisiones, Volkswagen no tiene obligación de compensar a los clientes europeos. Aun así, Bienkowska cree que, más allá de los aspectos jurídicos, es importante no crear agravios en Europa, donde uno de cada cuatro coches vendidos está fabricado por el grupo Volkswagen.

Müller ha llegado a la cita sin ninguna de las informaciones requeridas y sin respuesta a las peticiones

La comisaria le ha trasladado a Müller la necesidad de ir "hasta el final" en este escándalo para evaluar el impacto de esas revelaciones –el fraude fue detectado por las autoridades estadounidenses- en la salud y el medio ambiente. Pese a que la responsable de Industria ya le había requerido la información precisa sobre cuántos vehículos trucados se vendieron en Europa (aproximadamente el 80%) y qué modelos están afectados, Müller no ha aportado hoy ningún dato nuevo. Se ha comprometido, eso sí, a compartirlo con la Comisión a la mayor brevedad.

El enfado con el gigante automovilístico europeo por haber engañado en el volumen de emisiones de algunos de sus vehículos diésel va en aumento. El Parlamento Europeo ha constituido este jueves una comisión de investigación para evaluar el alcance del caso. Un total de 45 eurodiputados indagarán durante un año y presentarán un informe.