Las Bolsas europeas se animan tras escuchar al jefe del BCE

Las materias primas, con el crudo a la cabeza, recuperan posiciones

El efecto Draghi vuelve a cambiar el paso en unas Bolsas que solo suben a golpe de banco central. Los tímidos repuntes, de apenas unas décimas, registrados en el primer tramo de la sesión de este jueves se convirtieron en ganancias generalizadas al final de la jornada después de que los inversores escuchasen las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi. El tono pesimista y el estímulo monetario que dejó entrever este jueves el banquero italiano son gasolina de alto octanaje para unos parqués incapaces de avanzar sin combustible monetario: las crecientes dudas sobre China pesan sobremanera y el drástico abaratamiento del crudo no adelanta un camino de rosas para la economía global y, por extensión, para los parqués de todo el mundo.

Tras haber llegado a subir un 2,5% en plena rueda de prensa del banquero romano, tanto el Ibex español como el CAC francés cerraron la jornada con sendas subidas del 1,97%; el DAX alemán recuperó un 1,94% y el MIB italiano lideró la tabla europea con un repunte del 4,2% tras el alivio que supuso el discurso de Draghi para su sector financiero, fuertemente castigado en las últimas sesiones. Con estas alzas, las Bolsas del Viejo Continente salen de mínimos de 15 meses y recuperan parte del terreno perdido. Si se echa la vista atrás, en cambio, las cifras distan mucho de ser favorables para los inversores: en lo que va de año, el selectivo español retrocede un 10% y en 12 meses se deja casi un 20%.

“Sin decir nada, Draghi ha dicho todo”, valora Félix López, socio director de ATL Capital. “Ha traido tranquilidad a las Bolsas y, sobre todo, a los bonos periféricos”. La prima de riesgo española bajó 3 puntos básicos este jueves, hasta los 127 puntos, en una jornada en la que el Tesoro colocó 4.000 millones en deuda con intereses algo superiores. En el resto del arco mediterráneo, los diferenciales del bono a 10 años respecto al bund alemán también bajaron: el más representativo, el italiano, 5 puntos hasta los 111. En el mercado de divisas, el euro se debilitó casi un 0,5% frente al dólar y se cambia por 1,08 billetes verdes.

Más allá del mensaje de Draghi, los mercados financieros se vieron beneficiados por la recuperación de las materias primas, con el petróleo a la cabeza. Estos activos —desde el maíz hasta el cobre pasando por el gas natural— han sido los más castigados en los últimos meses y los que más se vieron beneficiados por el rebote generalizado de este jueves. Uno de los índices más completos de materias primas, de Bloomberg, subió un 1,6% y el crudo —cuyo desplome en las últimas jornadas ha sido uno de los principales argumentos esgrimidos para explicar el batacazo bursátil— rebotó un 6%, al borde los 30 dólares por barril de brent. Los motivos, escasos: “la liquidez es escasa y con muy poco se mueven los mercados. Incluido el petróleo”, zanja López.

Más información