Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El FMI abre el proceso para elegir al nuevo director gerente

La renovación de Christine Lagarde se complica por el 'caso Tapie'

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dado el pistoletazo de salida al proceso de selección de su nuevo comandante en jefe, ya que el mandato de Christine Lagarde expira el 5 de julio. Aunque Lagarde se ha mostrado abierta a repetir mandato como directora gerente, el caso Tapie complica sus opciones: será juzgada por negligencia en su etapa de ministra de Finanzas de Francia en un caso de corrupción de 2007, con el Gobierno de Nicolas Sarkozy.

Los candidatos pueden ser presentados por un gobernador o director ejecutivo del Fondo durante un periodo de nominación que arranca esta medianoche y finaliza el 11 de febrero a las 11.50 horas. Una vez concluido este periodo, el secretario del Fondo confirmará con los nominados su deseo de asumir el cargo e informará al consejo ejecutivo del nombre de los candidatos. Si el número final excede de tres, se mantendrá en secreto su identidad hasta que se pongan de acuerdo en una terna (en un plazo de siete días). A partir de ahí, esperan haber decidido al nuevo director gerente el 3 de marzo.

“Como hicimos en 2011, intentamos alcanzar la decisión por consenso”, ha señalado el decano del consejo ejecutivo de la institución, Aleksei Mozhin, en un comunicado.

Lagarde llegó al puesto hace cinco años en circunstancias azarosas. Debía sustituir a su compatriota Dominique Strauss-Kahn, quien acabó dimitiendo en mayo de ese 2011 para defenderse de los cargos de agresión sexual a una trabajadora de un hotel en Nueva York. El principal rival con el que se las veía Lagarde era Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, que fue número tres del FMI entre 2003 y 2006.

 “El consejo ejecutivo ha adoptado un proceso abierto, transparente y basado en el mérito, similar al utilizado en el previo”, ha recalcado Mozhin.

El comunicado del fondo destaca que la selección de los finalistas y del candidato final debe basarse en su perfil “sin preferencias geográficas”, pero no es un secreto en Washington que la procedencia del director gerente importa después de que los tres últimos hayan sido europeos.

Lagarde, de 60 años, cumple los requisitos de edad del Fondo (los candidatos deben tener menos de 65 y no pueden seguir en el puesto más allá de su 70 cumpleaños). En las reuniones del FMI en octubre, en Lima, la exministra francesa se mostró dispuesta a repetir si el consejo ejecutivo se lo pedía, pero dos meses después, en diciembre, un tribunal ordenó juzgarla en Francia por el caso Tapie y eso pone piedras en el camino.

En el proceso de votación, el voto de los directores ejecutivos está ponderado por su peso en del Fondo, si bien la institución con sede en Washington insiste en que busca una decisión por consenso y no por mayoría.

En las condiciones que el FMI ha destacado en su comunicado que el o la futura directora gerente tendrá que tener una trayectoria reseñable en política económica, habilidades diplomáticas, capacidad de comunicación y de proporcionar una visión estratégica para el trabajo de los gestores. Deberá mostrar un alto compromiso con los objetivos de la institución construyendo un consenso en asuntos clave y con capacidad para la cooperación multilateral. Los currículos se espera en Washington a partir de esta noche.

Más información