Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La juez ordena embargar las casas, los coches y el ciclomotor de Benjumea

La Audiencia Nacional ha tomado esta decisión para avalar la fianzas civiles de 11,5 millones de Felipe Benjumea

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que investiga al expresidente de Abengoa Felipe Benjumea y al ex consejero delegado de la compañía energética Manuel Sánchez Ortega por delitos de administración indebida e imputa a este último otro por uso de información privilegiada, ha decretado el embargo de numerosos bienes registrados a nombre de cada uno de ellos.

En el caso de Benjumea, la magistrada le prohíbe disponer de 10 bienes inmuebles en las provincias de Sevilla, Cádiz y Soria, un total de 13 cuentas corrientes en cuatro entidades y seis vehículos, entre ellos dos Mercedes, un BMW, un Ford y un ciclomotor marca Piaggio.

Estos bienes sirven para hacer frente a los 11,5 millones de euros de fianza de responsabilidad civil que la magistrada impuso el pasado 18 de diciembre a Benjumea y que equivale a la indemnización que se fijó a sí mismo antes de que la multinacional andaluza presentara un preconcurso de acreedores, asfixiada por una deuda cercana a los 9.000 millones de euros.

En el caso de Sánchez Ortega, la magistrada le embarga una finca en Las Rozas (Madrid), un vehículo marca Jaguar y los saldos de una cuenta que el ex consejero delegado tiene en Ibercaja. La magistrada le impuso una fianza de 4,5 millones de euros.

La magistrada adoptó esta medida cautelar tras haber rechazado las pólizas de AIG Europe Limited y XL Insurance aportadas por Benjumea y Sánchez Ortega para hacer frente a las fianzas de 11,5 y 4,5 millones de euros en concepto de responsabilidad civil.

La juez impone la “prohibición absoluta de disponer, vender, gravar, obligar o enajenar” varios bienes muebles e inmuebles, así como el bloqueo de las cuentas bancarias en el marco de la investigación abierta contra los exdirectivos de la multinacional de energías renovables.

Exigencias de los bonistas

La magistrada admitió el pasado 18 de noviembre la querella presentada por dos propietarios de bonos de Abengoa. Estos bonistas acusan al antiguo número dos de la compañía de usar sus conocimientos sobre las dificultades de la empresa para adoptar posiciones bajistas en bolsa tras su paso al fondo de inversión Blackrock.

Estos propietarios de bonos de la compañía Abengoa, que invirtieron 103.970 euros, se querellaron contra la antigua cúpula de la compañía por su “horrible” gestión y buscar su “propio beneficio y lucro personal” al concederse indemnizaciones millonarias en lugar de “salvar a sus miles de inversores”.

Los bonistas, además, han exigido un interés del 15% sobre los 160 millones de euros que han previsto inyectar a Abengoa para cubrir sus necesidades de liquidez. Adicionalmente, piden otro 10% al vencimiento del crédito. Asimismo, han reclamado compartir con la banca acreedora las garantías otorgadas a esta en la inyección que dio a la compañía por valor de 113 millones. Estas garantías eran 2,5 veces ese valor y se concretaban en acciones de la filial estadounidense Abengoa Yield. Para la banca acreedora esta petición resulta excesiva.