Selecciona Edición
Iniciar sesión

Goldman gana un 30% menos por el litigio de las hipotecas tóxicas

El grupo financiero estadounidense redujo ligeramente la cifra de negocio por las tensiones en los mercados de renta fija y variable

Goldman Sachs cerró el ejercicio con un beneficio neto de 6.080 millones de dólares. Es un 30% menos cuando se compara con los resultados de 2014. El motivo principal son los costes legales derivados del pacto con el Departamento de Justicia para zanjar el expediente por el empaquetado de deuda hipotecaria. La cifra de negocio anual la redujo entretanto un 2%, a 33.820 millones.

La entidad que dirige Lloyd Blankfein ya anticipó el pasado viernes cargas de 1.500 millones para el resultado del cuarto trimestre fiscal por este litigo. La firma de Wall Street fue poniendo dinero en reserva para poder hacer frente la reprimenda. La sanción total asciende a 5.100 millones, de los que 1.800 millones irán en forma de alivio de la deuda a propietarios de viviendas en apuros.

Esto provocó que el beneficio en los últimos tres meses del año quedara en 765 millones, frente a 2.170 millones en 2014. El ingreso trimestral quedó en 7.270 millones. La división de banca de inversión mejoró un 7%, a 1.550 millones, pero hizo de lastre la caída del 8% en el negocio de renta fija, materias primas y divisas, que quedó en 1.120 millones. El de renta variable cayó un 9%, a 1.760 millones.

Los resultados de los grandes bancos de Wall Street reflejan con claridad como el clima de negocio se deterioró en el segundo semestre, por el desplome del precio de la energía, las materias primas y las dudas sobre el crecimiento en China. “Ha sido un año muy desigual”, señala Blankfein en la nota a los inversores. Goldman Sachs arrastra una caída del 14% en este complicado arranque de 2016.