Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Audiencia Nacional avala el ERE de Vodafone al integrar a Ono

Cree justificadas las causas del despido de 1.059 trabajadores, impugnado por CC OO

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha desestimado este miércoles las demandas presentadas por CC OO, contra los ERE de Vodafone y Ono, a las que se habían adherido USO, CGT y el sindicato independiente de Ono. Tras la adquisición de Ono por Vodafone, ambas compañías iniciaron en el verano sendos expedientes de regulación de empleo en paralelo al desarrollo de la integración societaria. El proceso se culminó en septiembre de 2015 con un acuerdo de UGT y STC, que ostentaban la mayoría en la representación de los trabajadores, que suponía el despido de 1.509 trabajadores, 238 menos de los previstos inicialmente. Un acuerdo que fue impugnado por Comisiones Obreras ante los tribunales.

Según recoge el resumen de la sentencia "declaran justificados los despidos colectivos, porque no se acreditó que las empresas hubieran efectuado previamente despidos colectivos de hecho", una de las alegaciones de CC OO. El tribunal también considera que "se negoció de buena fe, por cuanto se aportó toda la documentación pertinente y se alcanzó finalmente acuerdo muy mayoritario".  Y sobre todo, la sala, presidida por Ricardo Bodas, también ponente del auto, concluye que, además de "la causa organizativa" (los solapamientos en puestos de trabajo como consecuencia de la fusión), son también razonables las causas económicas (menos ingresos y resultados negativos) que adujeron las empresas para formalizar el ERE, en sintonía con los requisitos introducidos en la última reforma laboral.

670 bajas voluntarias

Asimismo, la sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional incide en que es "presupuesto" obligado que las empresas recuperen su competitividad, lo que les permitirá recuperar su cuota de mercado y mejorar sus resultados. Además, añade que su integración definitiva "no sería eficiente" si se mantuvieran las dos organizaciones empresariales, "como si no se fuera a producir la fusión entre ambas, por cuanto reproduciría funciones y lastraría su nuevo despliegue en el mercado".

Tras conocer la sentencia CC OO indicó que respetará la decisión de la Audiencia Nacional de desestimar su demanda contra los ERE en Vodafone y Ono y no la recurrirá, conforme al criterio de las secciones sindicales antes de interponer la demanda, ya que un recurso "sólo aumentaría la incertidumbre en una empresa donde todo ocurre a gran velocidad", informa Europa Press.

En el ERE, que se cierra en junio de este año, las indemnizaciones han sido de 45 días por año trabajado hasta la reforma laboral de febrero de 2012, con 42 mensualidades, y de 33 días por año desde entonces, con 24 mensualidades, lo máximo que fija la ley para un despido improcedente.

La empresa recibió un total de 670 solicitudes de baja voluntaria, lo que suponía un 63% del total de los afectados por este proceso, aunque algunas se rechazaron por necesidades de servicio. Estas salidas se fueron realizando de forma progresiva hasta el 31 de diciembre, tras lo cual se iniciarían los despidos forzosos, según la empresa.

Más información