Economía critica al Banco de España por pedir reformas en el modelo

Sugiere que pide más competencias porque el BCE le ha vaciado de atribuciones

En una inusual reacción, el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, emitió una nota en la que criticaba duramente las sugerencias realizadas por el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, en las que abogó por cambios en el modelo supervisor. El número dos de Economía sugiere que el Banco de España pide nuevas atribuciones porque se ha quedado sin competencias ante la cesión de la supervisión al Banco Central Europeo (BCE).

El Banco de España prefirió no realizar ningún comentario sobre las declaraciones de Fernández de Mesa. El número dos de Economía recuerda —en un escrito enviado a los medios— que "en Europa se ha producido un cambio en el modelo de supervisión y resolución de los bancos debido a la puesta en marcha de la Unión Bancaria, lo que ha dado lugar a un vaciamiento de funciones de los supervisores nacionales". Esta medida, añade, se ha hecho para "contar con una supervisión más eficiente".

Restoy pidió un modelo similar al de otros grandes países europeos que articulan la supervisión en torno a dos agencias: la primera, constituida dentro del Banco de España, es responsable de la vigilancia de la solvencia de bancos, aseguradoras y empresas de inversión, como las de Bolsa, y la segunda controlaría la conducta de los mercados y los intermediarios financieros, a partir de la actual CNMV. Restoy dijo que el PP propuso este modelo en 2008.

Restoy también apuntó que la Dirección General de Seguros y el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) son organismos dirigidos por personas colocadas por el Gobierno "de turno" y pidió mayor independencia. Economía, claramente molesto, responde: "El sector asegurador ha superado la crisis manteniendo un alto grado de solvencia y sin recurrir a dinero del contribuyente, lo contrario a lo que ha sucedido en el sector bancario".

Más información