El paro mundial sube a 197 millones de personas por los emergentes

La tasa de desempleo global se mantiene en el 5,8% en 2015, según la Organización Internacional del Trabajo

El desempleo en todo el mundo creció en 2015 en casi un millón de parados. Pasó de 196,4 millones a 197,1. Convirtió así en flor de un año, la reducción de 2014, cuando el número de personas sin trabajo bajó más de dos millones, según los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que achaca al incremento del desempleo a la evolución del mercado laboral en los países emergentes, afectados por las amenzas que se ciernen sobre la economía global. La tasa de paro, por su parte, se mantiene en el 5,8%. 

"Este crecimiento en el número de demandantes de empleo viene principalmente de los países emergentes y en desarrollo. Se prevé que las perspectivas de empleo en algunos de estos países, en particular los de América Latina así como algunos países asiáticos (especialmente China) y varios países árabes exportadores de petróleo, hayan empeorado en los últimos meses", apunta la OIT en su informe Perspectivas Laborales y Sociales del Mundo. Tendencias 2016.

"En la mayoría de las economías avanzadas, el año 2015 se caracterizó por un crecimiento del empleo mayor al previsto, especialmente en Estados Unidos y algunos países del Centro y del Norte de Europa. En el sur de Europa, a pesar de ciertas mejoras, las tasas de desempleo han seguido altas", continúa. 

Además del análisis regional, el organismo que dirige el antiguo sindicalista británico Guy Ryder, achaca al enfríamiento económico del último año esta situación. Y advierte de que si las cosas no cambian, el aumento del desempleo continuará. "Si se mantienen las respuestas políticas actuales, se presenta la perspectiva de un continuo debilitamiento económico, lo que plantea problemas importantes para las empresas y para los trabajadores", arranca el documento que este miércoles presentan en España el responsable de la oficina de la OIT en Madrid, Joaquín Nieto, y Raymond Torres, economista jefe del organismo internacional.

En consonancia con estas afirmaciones, la OIT prevé que entre este año y el próximo el desempleo crecerá en 3,4 millones de personas más. De nuevo, la fuente serán los países emergentes. "Se espera que en 2016, las economías emergentes sufran un incremento del paro de 2,4 millones", señala, y continúa: "Se prevé que en las economías avanzadas, el número de desempleados disminuya ligeramente, compensando solo marginalmente el aumento que tendrá lugar en las economías emergentes. En varios países europeos, el desempleo se mantendrá cerca de máximos históricos".

No obstante, y en referencia clara a España y Grecia, el organismo con sede en Ginebra se acuerda de que "el desempleo se mantendrá cerca de máximos históricos".

El organismo que dirige el británico Guy Ryder también alerta de que el 46% de los empleos de todo el mundo son de “mala calidad”, esto es unos 1.500 millones. El porcentaje crece hasta el 70% en los países del África subsahariana o del sureste asiático.

 

Más información