Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los empresarios españoles, los grandes optimistas de Davos

El 41% de los directivos españoles espera un repunte de la economía frente al 27% global

Solo el tiempo dirá si el mundo es de los optimistas o si los empresarios españoles están ignorando determinadas señales que sus colegas del resto del mundo perciben con claridad. Pero lo cierto es que los directivos españoles se muestran muy confiados respecto al futuro de la economía mundial y de sus propios negocios, solo superados por los empresarios indios y en franca disonancia con el resto del mundo. Así se recoge en la 19 Encuesta Mundial de consejeros delegados que elabora la consultora PwC a partir de la opinión de 1.409 ejecutivos de 83 países y que cada año se presenta en el marco del Foro de Davos.

La consultora plantea que "siete años después de la crisis financiera global el escenario empresarial no ha recuperado el nivel que tenía previo a la crisis" y sostiene que muchos ejecutivos se muestran ahora mucho más preocupados "de lo que han estado en ningún momento en los últimos cinco años".

"Los consejeros delegados (CEOs) afrontan un entorno de negocios que es cada vez más difícil de interpretar y al que adaptarse", dice PwC. No es el caso de los ejecutivos españoles. A nivel global, apenas el 27% de los empresarios consultados confía en que la economía mundial mejorará en los próximos 12 meses, 10 puntos por debajo del nivel de 2015. Pero cuando se trata de los empresarios españoles el porcentaje de los optimistas se dispara hasta el 41%, dos puntos por encima de lo registrado el año pasado.

Algo similar ocurre con la evolución de sus propios negocios. El 54% de los directivos españoles confía en un crecimiento de sus empresas este año, 19 puntos por encima de lo registrado el año pasado y también de la media prevista a nivel mundial, el 35%. De ahí que casi el 60% de los CEOs españoles espere aumentar plantilla este año, frente al 48% mundial. Las empresas españolas acumulan, así, tres años consecutivos de perspectivas al alza.

"Creo que en el caso de países como España, han estado tan mal durante tanto tiempo, que ahora las empresas han recuperado la confianza", ha explicado Ian Powell, presidente de PwC en reino Unido, que ha participado en su presentación.

La buena coyuntura anima a los españoles

Gonzalo Suárez, presidente de PwC en España, atribuye las buenas expectativas de los empresarios españoles al "buen momento por el que atraviesa la coyuntura en nuestro país" pero advierte que para mantener esa tendencia hay que despejar las incertidumbres que tienen que ver "con la inestabilidad política, el incremento del terrorismo, el comportamiento de las potencias emergentes y la volatilidad de los tipos de cambio". Los directivos españoles deben dar por hecho que esas incertidumbres se superarán porque un 65% observa una mejora de las perspectivas de sus negocios para los próximos tres años, notablemente por encima del 49% que piensan lo mismo a nivel global.

Es más. Si para muchos de los ejecutivos reunidos en Davos, la situación política española constituye un elemento de incertidumbre para las perspectivas de la economía del país, ese no parece ser un motivo de preocupación para los directivos nacionales, más inquietos por la incertidumbre geopolítica mundial (91%); la sobrerregulación (87%); la respuesta de los gobiernos al déficit fiscal (76%); la inestabilidad social (74%) y el desempleo (72%).

China, preocupación global

Tampoco las preocupaciones de los españoles coinciden con las del resto de los ejecutivos, pendientes de la amenaza que a su juicio representa la sobrerregulación para sus negocios (79%); la incertidumbre geopolítica (74%); la volatilidad del tipo de cambio (73%); la disponibilidad de talento clave (72%) y la respuesta al déficit fiscal (71%). El informe insiste, además, en que a nivel global los ejecutivos no quitan ojo a todo lo que sucede con China, "dada la continua importancia que le otorgan para sus economías y para sus propias perspectivas de crecimiento".

México se ha convertido en el segundo mercado, por detrás de Estados Unidos, en perspectivas de crecimiento para los ejecutivos españoles y también se sitúa entre los 10 mercados más importantes a nivel global. A nivel global, son EE UU y China las principales fuentes de crecimiento para los ejecutivos, seguidas a cierta distancia de Alemania, Reino Unido, India, Brasil, Japón, Rusia, México y Emiratos Árabes, por este orden. "La encuesta se hizo tras el verano. Creo que si se hubiera hecho ahora los resultados hubieran sido mucho peores", admitió Dennis Nally, presidente de PxC a nivel mundial.