Iberia volará a Tokio a partir del 18 de octubre y ultima la ruta a Shanghái

La compañía retoma las rutas a Asia, un continente que abandonó en los noventa

Iberia tendrá a partir del próximo 18 de octubre tres vuelos semanales directos a Tokio y en la próxima temporada de invierno, también a Shanghái, según ha anunciado hoy el presidente de la compañía, Luis Gallego. Inicia así las operaciones a Asia, un continente que abandonó a mediados de los noventa, cuando cortó sus vuelos a la capital japonesa ante la falta de demanda. Sin embargo, el turismo desde China y Japón ha ganado importancia en los últimos cinco años, ya que además de las inversiones empresariales, España ha potenciado su imagen en ambos países para atraer a estos visitantes, con un gasto superior al de los turistas europeos.

Los tres vuelos directos a Tokio (lunes, miércoles y sábados) se han puesto a la venta este lunes desde 612 euros ida y vuelta. Iberia ofrecerá unas 90.000 plazas al año para este trayecto. Mientras la ruta a Japón tiene fecha cerrada, la de China no tiene todavía un calendario concreto. Serán también tres vuelos a la semana y la compañía ya ha iniciado las conversaciones con las autoridades chinas para ponerla en marcha, pero la fecha exacta de lanzamiento está pendiente de permisos, derechos de aterrizaje en el aeropuerto y otras negociaciones. Gallego calcula que todo estará listo "el próximo invierno". 

Ambas conexiones serán las únicas directas desde España, ya que el vuelo a Tokio lo operan muchas compañías (desde europeas como Air France a las del Golfo, como Qatar Airways), pero siempre con escala. En cuanto a China, sí existe vuelo directo a Pekín, pero no lo había a Shanghái, el otro gran polo económico y turístico del gigante asiático.

Nuevo Airbus 330-200

Los nuevos trayectos a Tokio y Shanghái se harán en el Airbus 330-200, el nuevo avión que ha presentado hoy en una pista cercana a Barajas Luis Gallego en compañía de la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes. Iberia incorporará 13 aviones de este modelo, con capacidad para 288 pasajeros -19 en clase Business y 260 en turista-, en los próximos tres años.

"Siempre hemos tenido la vocación de ser una aerolínea global. Con estas rutas a Tokio y Shanghái damos un paso en esta dirección al tiempo que acercamos nuestro país a dos potencias económicas y turísticas como Japón y China",  ha dicho Gallego, quien ha agradecido el acuerdo alcanzado para contratar tripulaciones de cabina asiáticas. El presidente de la compañía también ha recordado que a partir del 1 de agosto Iberia volverá a volar a Johannesburgo.

"Si crece Barajas también crece la economía madrileña", ha dicho Cifuentes. "Estas nuevas rutas mejoran el posicionamiento de la Comunidad de Madrid en Asia y van a mejorar nuestras expectativas económicas". La presidenta regional ha recordado que en 2015 Madrid registró los mejores datos de llegada de turistas de toda la serie histórica:  a 30 de noviembre se habían superado los 10,3 millones de visitantes y Cifuentes estima que cuando se conozcan los datos del cierre del año pasado serán más de 11 millones. "Y todavía hay margen para crecer. Queremos dar a conocer la oferta turística de la Comunidad de Madrid, que incluye, entre otras cosas, varias de las mejpres colecciones de arte del mundo y que nos sitúa, solo superados por Londres, como el segundo mejor destino de compras de toda Europa".

El aeropuerto de Barajas, que sostiene 40.000 empleos directos, ha afirmado Cifuentes, registró el año pasado 46,8 millones de usuarios, casi un 12% más que el año anterior.

Más información