Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Moody's revisa a la baja su perspectiva de rating para Cataluña

La agencia justifica su decisión en el riesgo de que la consolidación fiscal haya tocado a su fin y en la tensión política con Madrid

Moody's vuelve a degradar su nota creditica de la Generalitat de Cataluña. La agencia de calificación de riesgos estadounidense rebajó el viernes por la tarde su perspectiva de la deuda catalana de "estable" a "negativa", pero mantuvo su rating en Ba2/NP. Es la segunda vez en menos de cinco meses que Moody's rebaja la perspectiva para Cataluña: ya lo hizo tras las elecciones del 27 de septiembre. En esta ocasión, la decisión llega pocos días después de la formación del nuevo Gobierno en la Generalitat.

La agencia crediticia justifica su decisión en el riesgo de que los esfuerzos en favor de la consolidación fiscal hayan tocado a su fin; en la "creciente" tensión política entre Cataluña y el Gobierno central, que "podría afectar negativamente al clima inversor" en la región y en el "leve riesgo" de que el "apoyo de liquidez" del Gobierno central (el Fondo de Liquidez Autonómicose vea afectado.

"El principal foco de atención del nuevo Gobierno regional será la independencia y creemos que estos planes podrían afectar negativamente al clima inversor y, potencialmente, a su capacidad de recaudación fiscal", argumentan los analistas de Moody's en un comunicado. Respecto a la relación del nuevo Ejecutivo catalán con el resto del Estado, la calificadora añade un factor más de incertidumbre: la ausencia de un Gobierno central. "Dado que del resultado de las elecciones generales aún tiene que salir un nuevo Ejecutivo, es difícil de anticipar su eventual respuesta ante las aspiraciones independentistas".

El rating de Ba2 refleja, según la propia agencia estadounidense, la débil posición fiscal de Cataluña que queda plasmada en un déficit público superior al de otras comunidades autónomas. A este hecho hay que sumar que la deuda de la Generalitat es superior en 10 puntos porcentuales a la de media de todas las regiones españolas. "Pese a que Cataluña se beneficia de financiación barata procedente de fondos gubernamentales, Moody's observa que este factor, por sí solo, es poco probables que pueda empujar a la baja la deuda salvo que se implementen medidas de consolidación fiscal".

Respecto al futuro más inmediato, Moody's ve "poco probable" una mejora del rating catalán y sostiene que solo una mejora "significativa" en su desempeño fiscal y financiero podría llevar a la estabilización de su perspectiva de rating. Por otro lado, la presión bajista sobre su nota crediticia podría redoblarse si los cambios en la política de la Generalitat "revierten la consolidación fiscal".

Más información