Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

AT&T sondea a Telefónica para la venta de su TV en Latinoamérica

La deuda del grupo español dificultaría la operación, valorada en 10.000 millones de dólares

AT&T está buscando compradores para sus activos de televisión de pago en Latinoamérica, y entre los interesados puede estar Telefónica. El grupo español ya ha manifestado su interés por participar en el proceso en una operación valorada en 10.000 millones de dólares (9.100 millones de euros), según informó la agencia Reuters.

AT&T se hizo con estos activos como parte de la compra de DirecTV el año pasado por 48.500 millones de dólares , que le aupó al liderazgo de la televisión de pago en Estados Unidos, por delante de Comcast. Con esta operación, el gigante estadounidense se concentraría en el mercado nacional, cediendo los importantes activos, tanto de servicios por satélite como por cable, que Direct TV tenía en países como Brasil, Colombia, Venezuela y Argentina.

La multinacional estadounidense también explora otros candidatos entre los que se cuenta Liberty Global cuyo consejero delegado, Mike Fries, admitió esta misma semana que estudia adquirir más empresas de telecomunicaciones en Latinoamérica tal como hizo meses atrás con Cable & Wireless Communications (CWC), por la que desembolsó 5.300 millones de dólares.

AT&T cuenta con 16 millones de abonados en Latinoamérica, lo que le convierte en el mayor operador de televisión de pago de la región. Pero su negocio se ha visto afectado por la depreciación de muchas monedas de la zona, especialmente en Brasil.

A favor de la operación con Telefónica, juega el hecho de que el grupo que preside César Alierta quiere convertirse en el primer operador audiovisual en lengua española y portuguesa. La operadora quiere trasplantar su modelo de paquetes convergentes que incluyen telefonía, Internet y televisión de pago, a Latinoamérica, como ya funciona en España, y para eso precisaría ampliar su catálogo audiovisual en la región con operaciones como la compra de Canal +.

En particular, Telefónica está muy interesada en Brasil, su primer mercado mundial, donde AT&T posee alrededor del 93% de Sky Brasil, el mayor proveedor de televisión por satélite del país. También es dueño de Panamericana, que brinda servicios de televisión bajo la marca DirecTV en países como Venezuela, Argentina, Chile, Colombia y Puerto Rico. En México, AT&T es accionista de Sky México, controlada por el grupo Televisa. En este país, mantiene unas buenas relaciones con Telefónica, como prueba el reciente acuerdo de intercambio de espectro para hacer frente a Carlos Slim en la telefonía móvil.

Pero en contra de esta posible operación, está el compromiso de de Telefónica por reducir su elevado nivel de deuda, que alcanzaba los 49.691 millones de euros a cierre del tercer trimestre de 2015. Además, el grupo sigue apostando por una fuerte política de dividendos, lo que dificultaría también la financiación de cualquier operación. El consejero delegado, José María Alvarez-Pallete, ratificó esta misma semana en Londres, en una reunión con inversores, el compromiso de distribuir un dividendo de 0,75 euros por acción totalmente en efectivo en 2016.

Un portavoz de Telefónica declinó hacer ningún comentario sobre cualquier posible operación corporativa.