Selecciona Edición
Iniciar sesión

La presión fiscal alcanza el 34,4% y sube el doble que la eurozona

La recaudación tributaria en relación a la riqueza alcanza en Dinamarca el 50,8%

La presión fiscal en los países de la moneda común subió en 2014 hasta el 41,5%, tres décimas más que la registrada un año antes, según los datos publicados ayer por la oficina estadística de Bruselas, Eurostat. El porcentaje de ingresos fiscales sobre el conjunto del PIB ha aumentado continuamente desde su punto más bajo en 2010, cuando cayó al 39,2% lastrado por la crisis.

La recaudación de la mayoría de los países europeos se desplomó ante la parálisis económica provocada por la crisis originada tras el colapso del sistema financiero europeo. El país con mayores ingresos fiscales en relación con su riqueza fue Francia (47,9%). En la UE destaca Dinamarca con una presión fiscal del 50,8%.

Dinamarca recauda más

España se mantiene como uno de los países europeos con menos presión fiscal a pesar de que la tasa de ingresos tributarios sobre PIB, incluyendo lo cosechado aumentó en 2014 más que la media del conjunto de la eurozona. España figura como el decimotercer país del euro con mayor presión fiscal, con un 34,4%. Este aumento se debe sobre todo a la mejora de la economía que impulsó la recaudación. Se espera que en 2015 la presión fiscal siga aumentando porque los ingresos fiscales aumentaron más que el PIB a pesar de las rebajas fiscales aprobadas por el Gobierno.

No obstante, la recaudación en porcentaje del PIB de España sigue lejos de su máximo alcanzado en 2007 cuando llegó al 37,1% del PIB gracias a los ingresos extraordinarios cosechados por del sector inmobiliario.

La recaudación tributaria de España siempre ha estado por debajo de la media europea por el mayor fraude y por sus propias características económicas con una tasa de paro estructural superior a la media.