Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las familias tienen la menor cantidad de efectivo desde 2005

La caída del ahorro y el aumento del consumo explican que tengan menos dinero en metálico. La riqueza neta de los hogares crece un 0,9%

Las familias españolas atesoraban 72.940 millones de euros en metálico a finales del pasado septiembre, según la estadística de las cuentas financieras de los hogares publicado ayer por el Banco de España. Esta cifra supone la menor cantidad de efectivo que acumulan las familias desde junio de 2005. La combinación de la recuperación económica, sustentada en el auge del consumo, junto con la languidez a la que mejora la renta de los hogares explican la caída del efectivo en el que también influye el avance de los medios de pago telemáticos.

La mejoría de la economía española tiene sus consecuencias. El consumo interno es uno de los motores que impulsan la actividad en esta nueva coyuntura. Aunque las cicatrices de la tremenda crisis económica que ha padecido España siguen muy presentes, las familias cada vez gastan más pese a que su renta crece a ritmo de tortuga. El resultado es que el ahorro de los hogares se reduce y las familias disponen de menos dinero en metálico.

La última remesa de datos estadísticos sobre las cuentas financieras de las familias, difundidos ayer por el Banco de España, revelan que los hogares españoles disponen de la menor cantidad de efectivo desde hace 10 años. El dinero en metálico, billetes y monedas, que atesoraban las familias el pasado septiembre es un 5,7% menor al que acumulaban a finales de 2014. Y queda lejos de los 93.345 millones de euros de dinero en efectivo que mantenían en junio de 2012. En aquella época los mercados financieros atizaban con todas sus armas al sistema financiero español lo que provocó ciertos temores en miles de españoles que retiraron dinero en efectivo de sus ahorros.

En la reducción de la cantidad de billetes y monedas en poder de los hogares también han influido el auge de los nuevos medios de pago telemático por las facilidades que ofrecen los bancos para pagar con tarjeta o dispositivos móviles. Las cifras presentadas ayer por el organismo que dirige Luis María Linde muestra que la riqueza financiera neta de las familias españolas ascendió a 1.218.513 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,97% respecto al mismo trimestre de 2014. La riqueza neta de las familias se calcula mediante la diferencia entre los activos financieros que poseen (depósitos y efectivo, acciones y participaciones en fondos de inversión así como seguros y pensiones entre otros) y las deudas que mantiene (préstamos y otros derivados financieros). La mejora de la situación de los hogares se debe a una reducción de sus deudas, según reflejan las cifras, que también muestra como las familias tenían 786.126 millones de euros en préstamos, la mayor parte a largo plazo. La deuda de las familias lleva 15 meses descendiendo. En términos anuales los préstamos a los hogares se están reduciendo desde 2008.

La estadística también muestra como los hogares españoles también han reducido el dinero que tenían depositados en planes de pensiones y seguros de vida. En septiembre de 2015 acumulaban 145.917 millones en estos instrumentos de ahorro, lo que supone un descenso del 3,7% sobre la cantidad que tenían a principios del año pasado.