El sector público suprime 78 empleos al día desde 2010

Un informe del sindicato CSI-F advierte del aumento de la temporalidad en los contratos con instituciones públicas

La crisis financiera ha sido como una lima para las plantillas de las Administraciones Públicas. Desde 2010, el personal al servicio del Estado, Seguridad Social, comunidades autónomas y Ayuntamientos se ha reducido en 155.841 trabajadores desde 2010, según el balance sobre empleo público presentado este viernes por el sindicato CSI-F. En mayo de 2010 las Administraciones públicas comenzaron a deslizarse por el precipicio de la austeridad e introdujeron los recortes presupuestarios en sus planes.

El dato difundido este viernes por CSI-F resulta llamativo porque visto desde otro punto de vista resulta que las Administraciones públicas han perdido 80 empleados públicos al día desde 2010. Para hacerse a la idea la pérdida de funcionarios, personal laboral, eventuales y otros trabajadores al servicio de las Administraciones públicas es equivalente a toda la población de ciudades como Badajoz o Salamanca.

Un parte importante de esta pérdida de empleo público se debe a la congelación de la tasa de reposición --la sustitución de un trabajador que causa baja, generalmente por jubilación por otro nuevo--. Aunque en los Presupuestos para 2016 el Gobierno ha abierto la mano y permite cubrir una de cada dos bajas de empleados públicos, el sindicato advierte de que "cerca de 120.000 personas se jubilarán en los próximos 10 o 15 años en la Administración General del Estado". Por eso, CSI-F reclama a los nuevos grupos parlamentarios que se acaban de conformar en el Congreso que "incluyan en sus conversaciones un pacto para garantizar la viabilidad de las Administraciones y los servicios públicos".

Por categorías de personal, destaca el descenso registrado entre el personal educativo (22.366 trabajadores menos); o la plantilla sanitaria (una caída de 9.355 efectivos); las Fuerzas Armadas reducen su plantilla en 12.257 trabajadores; o el sector de Correos (-11.385). O lo que es lo mismo, se han perdido 11 profesores al día, 5 sanitarios; 6 militares o 6 carteros, según el balance de CSI-F.

Estos datos, extraídos del Boletín de Personal al servicio de las administraciones públicas publicado cada seis meses por el Ministerio de Hacienda, revelan una disminución de 3.224 trabajadores de la Seguridad Social y de 1.351 empleados de la Agencia Tributaria. "Este es un personal fundamental para la concesión de prestaciones sociales a los españoles, en un periodo muy grave de crisis económica, y para la lucha contra el fraude fiscal".

Para hacer el dibujo completo de la situación de las plantilla pública hay que echar un vistazo a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada regularmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este indicador, que sirve para escudriñar desde otro punto de vista la evolución de las plantillas públicas, incluye como personal de las Administraciones Públicas al personal de empresas vinculadas de alguna u otra forma al sector público. Con estos datos referidos al mismo quinquenio, entre 2010 y 2015, el número de empleados públicos se ha reducido en 320.200 puestos de trabajo.

Más información