Davos alerta de los riesgos climáticos y de la inmigración

Por primera vez, el Foro Económico Mundial sitúa la amenaza mediambiental a la cabeza de los retos para la siguiente década

Por primera vez, el posible fracaso a la hora de abordar los desafíos derivados del cambio climático se ha convertido en el mayor riesgo que perciben a medio plazo los expertos que participarán en el Foro Económico Mundial, que se celebra la semana que viene en Davos (Suiza). Pero la amenaza más probable es la derivada de la migración involuntaria a gran escala, ahora que unos 60 millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus países de origen.

Casi 750 expertos de las más diversas áreas analizan cada año, y ya van 11 ediciones, los riesgos que creen que podrían afectar a la economía mundial durante la siguiente década. Algunos de los riesgos previstos en estos años ya se están materializando.

“El calentamiento global seguramente elevará la temperatura este año un grado sobre el nivel preindustrial; unos 60 millones de personas, el equivalente a la población del país número 24 del mundo por tamaño, y el mayor nivel de la historia, se han visto obligados a abandonar sus países; los costes de los delitos en el ciberespacio se cifran en 445.000 millones de dólares (casi 410.000 millones de euros), por encima de los ingresos de muchos Estados”, recuerda el informe.

Los expertos de Davos creen que, en un plazo de 10 años, el mayor riesgo deriva del fracaso en la lucha contra las consecuencias del cambio climático, por encima, incluso, de las armas de destrucción masiva, que se sitúan en segunda posición; le siguen las crisis derivadas de la falta de agua, la migración involuntaria a gran escala y un shock severo —al alza o a la baja— en los precios de la energía.

Los efectos de El Niño

De todos ellos, el más probable para los expertos, en buena medida porque ya se ha materializado, es el fenómeno migratorio a gran escala y sus consecuencias para las economías y sociedades, así como el riesgo de episodios meteorológicos extremos, especialmente este año en el que se prevé que el fenómeno de El Niño será uno de los peores desde 1950, precisamente por el cambio climático.

Para el entorno empresarial, el horizonte de riesgos, sin embargo, difiere un poco. En general, el sector privado considera que el problema del desempleo o el subempleo, por un lado, y un shock energético son los riesgos que generan más preocupación para la mitad de los empresarios de las 140 economías que han participado en la encuesta.

Las diferencias por áreas geográficas son reveladoras. En Europa, los empresarios temen una repetición de las crisis fiscales sufridas en la región en los últimos años, seguidas del desempleo, las burbujas de activos y los precios de la energía. Los ejecutivos de Estados Unidos, sin embargo, se muestran más preocupados por los riesgos asociados a los ataques cibernéticos.

La principal preocupación para los directivos latinoamericanos es el fracaso de los gobiernos nacionales, mientras que para los empresarios asiáticos los riesgos medioambientales son su principal temor. En Oriente Próximo y el Norte de África, los precios de la energía cobran protagonismo.