Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La incertidumbre política no pasa factura en la subasta del Tesoro

España coloca 4.300 millones y sólo sube el interés en la obligación que vence en 2023

ampliar foto

El Tesoro Público ha colocado este jueves 4.303,3 millones en bonos y obligaciones en la primera subasta ordinaria del año, dentro del rango medio previsto, y ha ofrecido al mercado intereses muy similares a los de la última vez que vendió estas mismas referencias, a pesar del aumento de la incertidumbre política, aunque se ha producido un descenso del apetito inversor en deuda pública española.

Aunque la demanda de 8.468 millones de euros ha supuesto casi el doble de lo finalmente colocado en los mercados, está por debajo de las peticiones realizadas por los inversores en estas mismas referencias en las emisiones realizadas previamente. La rentabilidad, en cambio, se ha mantenido prácticamente estable, salvo en la obligación con fecha de vencimiento en 2023 en donde ha subido ligeramente.

En concreto, el organismo ha emitido 1.045,54 millones en bonos a 3 años con cupón del 0,25% y vencimiento a 30 de abril de 2018, con una demanda que ha superado en tres veces lo colocado, por debajo de las 3,3 veces en la anterior ocasión. El tipo medio de este papel ha vuelto a repetir el 0,124% registrado en noviembre, mientras que el marginal ha bajado ligeramente desde el 0,132% al 0,127% en esta emisión.

Por otro lado, el Tesoro ha vendido 1.442,13 millones en bonos a 5 años con cupón del 1,15% y vida a 30 de julio de 2020. En esta referencia, la demanda del mercado ha superado en 2,1 veces lo emitido (frente a las 2,7 veces de la emisión anterior) y los tipos se han mantenido en un nivel similar al de la anterior subasta. En concreto, el medio ha pasado del 0,657% de diciembre al 0,656% actual, y el marginal se ha colocado en el 0,669%, frente al 0,670% de la subasta previa.

Finalmente, el organismo ha colocado 1.815,66 millones en obligaciones con cupón del 5,40% y vencimiento a 31 de enero de 2023, con unas peticiones que han superado en 1,3 veces lo vendido, por debajo de las 2,4 veces en la emisión previa. En este caso, los intereses han subido ligeramente respecto a la última vez que se emitieron (noviembre). En concreto, el tipo medio se ha incrementado hasta el 1,266%, frente al 1,184% anterior, y el marginal ha pasado del 1,192% al 1,276% actual.

Tras la emisión de este jueves, el Tesoro volverá a los mercados la semana que viene con dos nuevas subastas. El día 19 de enero emitirá letras y el próximo jueves, 21 de enero, subastará nuevamente bonos y obligaciones. Las subastas del mes se cerrarán el día 26 cuando el organismo volverá a emitir letras.

Desde comienzo de año el Tesoro ha captado 13.300 millones de euros, el 10,6% de lo previsto para todo el ejercicio (125.300 millones de euros). El coste medio de la deuda del Estado a la emisión se situó en el 0,84% a cierre de diciembre de 2015, frente al 1,52% de diciembre de 2014. La vida media de la deuda en circulación a esa fecha era de 6,45 años, superior a los 6,28 años al cierre de 2014.