Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Ibex reduce las pérdidas hasta el 1% tras haber llegado a caer un 3%

Las Bolsas europeas bajan arrastradas por Nueva York y Tokio, pero con China y el crecimiento mundial como telón de fondo

ampliar foto

La desconfianza se instala en el ánimo de los inversores. Las tímidas ganancias del martes y del miércoles en los principales mercados europeos han quedado hoy borradas de un plumazo. Los parqués del Viejo Continente han iniciado la sesión de este jueves con caídas superiores al 2%, arrastrados por el cierre en negativo de Wall Street (-2,15%) y Tokio (-2,7%). Tras una primera mitad de la sesión de fuertes pérdidas, en la que el Ibex 35 ha llegado a caer hasta un 3%, el selectivo español ha ido corrigiendo su tendencia a lo largo de la jornada y caía poco más de un 1% a menos de una hora del cierre. Una dinámica similar se ha vivido en las Bolsas de París y de Fráncfort, que caían a las 16.30 alrededor de un 1,4% después de haber llegado a retroceder más de un 2%. Los parqués europeos viven su peor inicio de año de siempre, con el selectivo español bajando casi un 9% en la primera quincena del año.

Por valores, las mayores caídas en el selectivo español se correspondían con Ferrovial (-4,4%) tras una colocación acelerada del 4% de su capital; el grupo de aerolíneas IAG (-4,3%); Gamesa (-3,6%) y ACS (-2,1%). Ningún valor del selectivo se libraba de los números rojos. En el conjunto del continente europeo, los valores más damnificados son los fabricantes de automóviles —que sufren el batacazo de Renault después de que se conociese el registro de su sede central por sospechas de manipulación de las emisiones— y las empresas de actividades relacionadas con el transporte y el turismo.

Aunque en el corto plazo el batacazo la mayoría de analistas lo achacan al mal cierre de anoche en los índices estadounidenses y la mala jornada de hoy en Japón, en el medio y largo plazo dos causas emergen como explicaciones de los desplomes cosechados en los primeros compases de 2016: la percepción de debilidad de la economía china, erigida en locomotora del crecimiento mundial en las dos últimas décadas, y el desplome en los precios de las materias primas. Pese al leve repunte de este jueves, el precio del crudo sigue en su nivel más bajo de los últimos 12 años.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 120 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,769%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0898 dólares.

Más información