Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El turismo consolida su repunte por el tirón de la demanda interna

La actividad turística en España crece un 3,7% en 2015 tras recibir 68 millones de turistas

La asociación para la excelencia turística, Exceltur, ha informado este martes sobre el crecimiento del sector turístico en 2015. El PIB turístico ha crecido un 3,7% respecto a 2014 tras recibir 68 millones de turistas este año. La gran mayoría de las empresas del segmento (un 83,4%) han mejorado sus resultados, han informado desde la entidad. “El turismo se consolida como la locomotora de la recuperación económica en España y de la creación de empleo”, ha explicado José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, quien ha indicado que la inestabilidad geopolítica de países competidores del Mediterráneo incrementa el atractivo de los destinos españoles.

Los buenos datos de 2015 son sobre todo efecto del repunte de la demanda española. El turismo interno ha crecido un 5% respecto al ejercicio anterior, lo que ha generado un aumento de nuevos empleos que Exceltur estima en 73.343 nuevos contratos, un 5,5% más que en 2014. El turismo ha impulsado por tercer año la recuperación de la economía española representando el 11,7% del total del PIB español, aportando 0,5 puntos al crecimiento del PIB hasta registrar los 124.000 millones de actividad en 2015, convirtiéndose en el principal generador de renta y empleo en España, según Exceltur.

Uno de cada siete nuevos puestos de trabajo en España ha sido creado por el sector turístico, aseguran desde la entidad. Todas las Comunidades Autónomas han registrados mejoras, pero Madrid, cuyos hoteles han incrementado los ingresos en un 14%, se ha consolidado como la ciudad que ha “tirado y liderado la recuperación”, ha afirmado Oscar Perelli, director de estudios e investigación de Exceltur.

Pese al contexto de general optimismo, desde Exceltur han subrayado que los ingresos medios de los turistas extranjeros siguen cayendo. La inestabilidad en países competidores del turismo de sol y playa, como Túnez, Egipto o Turquía, ha favorecido los destinos españoles, pero el turista que llega a España gasta menos que en otras temporadas. En concreto, Exceltur estima que España podría convertirse en el “gran embudo” que recoja a los turistas rusos que descarten ir a Turquía, tras los múltiples atentados y el enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre Ankara y Moscú. En un contexto macroeconómico de pérdida de valor del euro, agregan desde Exceltur, España gana en potencial de atracción, lo que facilita la llegada, entre otros, de turistas norteamericanos y británicos.

Un subsector que ha demostrado particular dinamismo en 2015 ha sido el del turismo de negocio, que ha crecido hasta septiembre un 11% respecto al ejercicio anterior, muy por encima del 6,5% con que se ha incrementado el turismo de ocio. Según Exceltur, cada turista que llega o se mueve por España por razones de negocio gasta de media 164 euros, frente a los 98 euros que dejan los que viajan por otros motivos. Perelli ha señalado la importancia de captar turistas con este perfil, a través de un “reposicionamiento” y una mayor diversificación de la oferta turística española.

Proyecciones para 2016

La alianza para la excelencia turística, Exceltur, prevé dos escenarios de crecimiento para el sector turístico en 2016. Ambos dependen de la situación política española. En caso de que se llegue a formar Gobierno rápidamente, José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, ha calculado que el PIB turístico crecerá hasta un 3,4% este año, una décima menos que en 2015. En caso que, en cambio, la inestabilidad se prolongue por un semestre, el sector turístico revisa su repunte hasta el 2,7%, con un 0,7% de ingresos perdidos por la incapacidad de llegar a acuerdo de gobierno efectivos. La falta de confianza del consumidor interno sería en este segundo escenario la causa de la pérdida de ingresos.

Sobre Cataluña, desde Exceltur dejan claro que el desafío soberanista puede representar un freno para el crecimiento del sector: “Es el momento de conjugar el máximo de fuerzas y con altura de miras, entre la clase política, empresarios y agentes sociales”, ha reiterado Zoreda, pidiendo la “más pronta formación de un Gobierno de la Nación” que agrupe a “todos los partidos constitucionalistas” en torno a un proyecto de país que “infunda la mayor seguridad jurídica y confianza al futuro”, ha zanjado Zoreda.