Deutsche Bank y Correos rompen su alianza tras 17 años

Las estrategias comerciales de las dos entidades eran divergentes

Deutsche Bank y Correos han decidido poner fin al acuerdo que mantienen desde hace 17 años para prestar servicios financieros a través de la red de 2.300 oficinas postales que tiene en España y que concluye el próximo 16 de marzo. El pacto se firmó en 1999 cuando Argentaria dejó de ser el banco de Correos y el primer pago que Deutsche aceptó era de 72 millones de euros por 10 años.

Correos quiere seguir ofreciendo servicios financieros a sus clientes a partir del próximo 17 de marzo, por lo que ya ha abierto un proceso para seleccionar una nueva entidad. Mantiene “conversaciones” con “instituciones financieras de reconocido prestigio, españolas y europeas”, según la sociedad pública, para diversificar su negocio y los servicios que presta.

Fuentes del mercado, que piden el anonimato, añaden que ambas partes estaban insatisfechas con los resultados del acuerdo desde hacía tiempo. Deutsche Bank está centrado en los clientes de banca personal, banca privada y de empresas, tal como aseguró en su plan Estrategia 2020 que anunció en octubre. Buena parte de los usuarios de Correos no están encuadrados en este perfil. De hecho, según ha declarado la entidad germana, solo el 17% de sus clientes proceden de BanCorreos, el agente comercializador de Correos, tras 17 años de trabajo en común. Deutsche dijo, en 1999, que firmaba este pacto para competir con las cajas de ahorros y cajas rurales, estrategia que ha cambiado.

Por su parte, según estas fuentes, Correos veía como los productos que comercializaba el Deutsche en las oficinas postales no tenían un gran atractivo para sus clientes, que seguirán siendo atendidos por la entidad germana hasta la llegada del nuevo banco.

Más información