Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cinco falsos mitos sobre las rebajas

Los descuentos llegan entre confusión y alborotos. No te tragues todo lo que te dicen

Las rebajas ya no esperan el epílogo de las fiestas navideñas para adueñarse de los escaparates. Desde 2012, cuando el Gobierno decretó que los comercios pueden escoger los periodos que consideren “de mayor interés comercial” para empezar a vender a precios reducidos, cada establecimiento es libre de elegir las fechas que quiera para dar el pistoletazo de salida a la época de descuentos. Este año, si algunas tiendas han preferido esperarse hasta el 7 de enero, día tradicional de arranque de las rebajas, otras ya habían adelantado sus ofertas antes de que llegara el día de Reyes

Lo que sí aúna a todas las firmas es una política de descuentos agresiva. Como previsto por la Confederación Española del Comercio (CEC), la temporada ha empezado con rebajas de hasta el 50%, y se espera que en la segunda fase la reducción de precios alcance el 75% en determinados productos. Las previsiones son optimistas: la patronal vaticina que las ventas se incrementarán en un 5% con respecto a 2015. El Observatorio Cetelem, por otro lado, sugiere que durante estas rebajas llegaremos a desembolsar 241 euros en media por persona, un 9% más que en 2015.

Si te has aguantado hasta ahora para comprar a un precio mejor, es tu momento. Pero recuerda que no todo vale: las temporadas de descuentos suelen venir acompañadas por confusión y alborotos, y no es de descartar que algún establecimiento, intencional o involuntariamente, se salte las normas durante estas épocas. Así, si ves algo raro, reclama, y no te tragues todo lo que te dicen: hay muchos falsos mitos acerca de las rebajas

1. Si compro en rebajas la garantía se acorta

Supongamos que te has enamorado de una cámara de fotos y que has decidido esperar hasta las rebajas para hacerte con ella a un mejor precio. Al llegar el tan ansiado momento, en la tienda te informan que la garantía de los productos comprados con descuento tiene una duración inferior a la que se aplica normalmente. Que no te quepa ninguna duda: no lo pueden hacer, tanto si compras en periodo de rebajas como en cualquier otro momento.

La duración de la garantía, que es de dos años para la mayoría de los artículos, no se reduce por adquirir el producto a un precio más bajo. Ningún comerciante puede anularla o disminuir el tiempo de su vigencia. Si adquieres un artículo de segunda mano, entonces sí que el periodo en el que la mercancía está en garantía se reduce de dos a un año, tal y como fija la ley. 

2. No se puede devolver un artículo rebajado 

Te has comprado una camiseta y no te gusta como te queda. Así que decides regresarla a la tienda, pero el personal te informa que en temporada de rebajas no acepta devoluciones. ¿Puede hacerlo? Sí, pero con matices. Aunque la mayoría de los establecimientos suelan aceptar las devoluciones, está en su derecho no hacerlo. La política comercial aplicable la elige cada tienda de forma discrecional.

Sin embargo, si el comercio en cuestión siempre ha aceptado devoluciones y decide actuar de manera diferente durante las rebajas, tiene que informar claramente al cliente. Así que, antes de sacar la cartera, pregunta al responsable de la tienda y nunca se te olvide conservar el tique de compra.

3. El producto es defectuoso, pero la tienda no acepta cambios 

Estás reformando tu casa y aprovechas de las rebajas para comprarte esa mesa en la que te habías fijado desde hace meses. En el momento de la entrega, te das cuenta que está llena de arañazos, y exiges que te la cambien o que te devuelvan el dinero. La tienda te contesta que, en periodo de rebajas, no acepta cambios ni reembolso. No te lo tragues: en este caso está obligada a solucionar el problema.

La duración de la garantía no se reduce por comprar en rebajas

Aunque la política comercial de ese establecimiento en concreto disponga que no acepta devoluciones, en este caso el consumidor está amparado por la garantía, y la normativa establece que el vendedor tiene que arreglar o cambiar el producto defectuoso, independientemente que la compra se haya realizado en periodo de rebajas o en otra temporada.

4. Los productos rebajados son de peor calidad

La liberalización de las rebajas puesta en marcha en 2012 establece que los establecimientos puedan elegir cuando y durante cuanto tiempo aplicar los descuentos, pero no permite que la mercancía rebajada tenga peor calidad que la normalmente ofertada. Es más: la ley prohíbe la puesta en venta de artículos fabricados exclusivamente para la temporada de rebajas y exige que los productos hayan estado formando parte de la oferta habitual de la tienda.

Tampoco se pueden ofertar como rebajas artículos deteriorados o defectuosos. Si se quiere vender mercancía con taras o desperfectos, se debe de anunciar, y vender el producto bajo otra denominación, por ejemplo como saldo.

5. La publicidad no coincide con la oferta real

Es común que los descuentos anunciados no coincidan con la oferta existente, pero esto no significa que sea una práctica correcta. La publicidad siempre es vinculante y debes exigir que se respete. Asimismo, los establecimientos deben exponer en los productos rebajados ambos precios: el de partida y el descontado, tanto en el interior como en los escaparates. En alternativa, pueden exhibir el importe inicial y el porcentaje de descuento que se va a aplicar.

El 90% de los usuarios ha detectado falsos descuentos, según Facua

Nueve de cada diez consumidores han detectado falsos descuentos en las rebajas, según una encuesta realizada a través de Twitter por FACUA-Consumidores en Acción, en la que han participado 2.116 usuarios.  El 25% de ellos asegura que se ha encontrado con estas irregularidades en casi todos los establecimientos, el 29% en la mayoría de ellos y el 34% solo en algunos. El restante 12% dice que no percibió que hubiese productos con descuentos falsos en ninguna de las tiendas visitadas.

La asociación alerta que hay comercios que falsean los precios de parte de sus productos con el objetivo de simular importantes descuentos, mientras que algunos hasta suben los precios de su mercancía en los días previos al inicio de la campaña de rebajas para seguir asegurándose un buen margen.

Por eso, invita a los consumidores a utilizar la etiqueta #TimoRebajas en Twitter y condenar estos comportamientos a través de fotos y mensajes en las redes. Además, invita a los usuarios a denunciar ante las autoridades de consumo, a las que exige más controles y sanciones que pongan de manifiesto a los establecimientos que recurren a prácticas fraudulentas en época de rebajas.

Más información